El partido se hizo largo

Noche larga seguramente la que vivirán los jugadores rojiblancos, con esa mezcla de rabia e impotencia después de haber tenido el control del juego y la clasificacion gran parte del partido. En un encuentro donde los alemanes pusieron el equipo B, lo que a veces es un arma de doble filo porque terminas confiándote, los rojiblancos hicieron un ejercicio perfecto de tapar su juego interior y sacando la pelota limpia ante la presión de los alemanes. En ningún momento se contagiaron del ida y vuelta que te suele proponer un equipo como el Bayern que viene con los deberes hechos, la seriedad sin balón y el caudal de fútbol de los João Correa, Llorente, Trippier y Carrasco, que bien merecieron un mejor botín.

Se les hizo largo el partido a los rojiblancos en el último tercio, la falta de energía y los cambios del Bayern hicieron que el Atlético retrocediese 15 metros y le faltase frescura para defenderse con balón. Son partidos en los que es difícil encontrar consuelo y conciliar el sueño, porque te vienen imágenes del partido controlado y la clasificación cada vez que cierras los ojos. Lo que si os debe venir una vez que los abrais son las muchísimas cosas buenas que estáis haciendo tanto individual como colectivamente. En el césped se ve de otra manera. Yo viéndolo desde fuera soy realmente optimista para estar en octavos. Solo un ejemplo: recordando lo que hicisteis, dormí a pierna suelta.