Soler es demasiado generoso

La etapa de hoy transcurrió según lo esperado. Un gran número de corredores intentó meterse en la fuga, conscientes de las altas probabilidades de victoria que había. Sólo siete afortunados pudieron colarse en ella, y vaya escapada de gran nivel se formó. Marc Soler, Tim Wellens, Zdenek Stybar... todos se desenvuelven muy bien en días como el de hoy, y lo demostraron una vez más. El triunfo acabó siendo para Wellens, que es un gran ciclista. Soler lo tuvo cerca, pero una vez más fue demasiado generoso. Se nota que en ocasiones así se involucra mucho, quizás demasiado, y lo acaba pagando en el tramo final. Con el paso del tiempo aprenderá, a todos nos ha pasado que hemos dado más de la cuenta y luego nos hemos arrepentido.

Mañana no espero demasiada novedad, y puede ser una etapa similar a la de hoy. Los equipos cada vez están más cansados, y la fuga tendrá de nuevo muchas opciones. El puerto de tercera categoría que hay cerca de meta no debe ser obstáculo para los hombres de la general. De hecho, no espero demasiados movimientos hasta el día de La Covatilla. El viernes también puede ser interesante, sobre todo por el tiempo, pero la carrera debería aguardar hasta el sábado para definirse.