¡El show de Ansu Fati! ¡El futuro ya está aquí!

El primero balón que tocó ante Ucrania la lío. Progresó en la banda más próxima al cartel que reza “Estadio Alfredo Di Stéfano”, de extremo izquierdo, hizo la diagonal, dejó atrás a su par, se metió en el área y... penalti. A Ansu Fati le bastó un minuto y medio para ilusionar a la facilona afición de La Roja, que necesita muy poco para entusiasmarse. Sergio Ramos macó el penalti y luego el 2-0 casi media hora después. En esos minutos, el delantero del Barça demostró su enorme repertorio técnico y que entiende el juego. Hizo hasta una chilena. Y dos minutos después marcó un golazo de los que hacen los cracks conviritiéndose en el goleador más joven de la historia de la Selección.

Viendo a Dani Olmo en la otra banda, se vislumbra otra Selección sustentada por La Masía (Dani también se formó allí y lo normal es que el Barça le repesque). La España de Luis Enrique ya ilusiona. El seleccionador, que ha vuelto con más ganas que nunca, ya va encontrando su bloque con Thiago Alcantara, Dani Olmo y Ansu Fati con el ADN Barça, con un Rodri elegante, vigoroso e imprescindible en el eje, un Mikel Merino que juega de cine, los viejos rockeros Ramos y Navas que dan una exhibición cada partido, y un Reguilón que no se entiende por qué no se queda en el Real Madrid. Más Eric García y Ferrán Torres, aportaciones del City de Guardiola, junto a Rodri. A falta de Ceballos, que es fijo para él, y de los Isco, Asensio y Morata (Koke y Saúl lo tienen complicado por la forma de jugar del Atleti de Simeone), Luis Enrique va encontrando su bloque. ¡El futuro ya está aquí!