LIGA DE NACIONES | ESPAÑA - UCRANIA

Partido trampa ante Ucrania en el estreno de Valdebebas

La Selección recibe a Ucrania, muy mejorada con Shevchenko (20:45, TVE1). Posible estreno de Reguilón. Gerard Moreno puede ser de la partida.

Luis Enrique da indicaciones a sus jugadores durante el entrenamiento de ayer de la Selección.
MIGUEL MORENATTI DIARIO AS

Lo de esta noche no es un trámite. No lo es aunque el escenario, el estadio Alfredo Di Stéfano, sea novato en grandes citas internacionales, y el rival, Ucrania, no pertenezca a la alta aristocracia futbolística. Pero ojo, esconde fútbol, físico y sobre todo un entrenador que parece tener las ideas muy claras: Andriy Shevchenko. Así que hace bien España en afrontar el reto con los ojos bien abiertos. "No quiero dar ventajas a Ucrania porque ya juega bastante bien como para decirle quién saldrá", afirmaba ayer Luis Enrique al ser preguntado por el once que alineará La Roja en este segundo envite de la Liga de Naciones. Al enemigo ni agua, que luego te la pide con gas, me soltó un día Fernando Romay en el hall de un hotel. Y claro, subí los cuatro pisos en ascensor riéndome.

Basta un dato para saber que los elogios de Luis Enrique al rival no son puro humo. Hace un año, Ucrania vencía por 2-1 a Portugal (marcó Cristiano, sí, aunque de penalti), lo que le dio el liderato de grupo en la fase de clasificación para la Eurocopa. No es un dato baladí, también había logrado empatar a cero en Lisboa en el inicio de las eliminatorias.

El proyecto de Shevchenko parece cocinarse a fuego lento, pues llegó al cargo en 2016 y su Federación ha mantenido la calma, reiterando que confía ciegamente en el ex Balón de Oro. En el partido con el que arrancó la Liga de Naciones el pasado jueves, Ucrania ganó por 2-1 a Suiza. Otro dato.

España, mientras, debe dar un pasito más tras el irregular partido ante Alemania. Lo mejor fue el resultado, el gol in extremis de Gayà puede valer su peso en oro en esta fase de grupos, aunque Luis Enrique ve el vaso más lleno que vacío. Lo dejó claro ayer, por ejemplo al ser preguntado sobre Busquets, de quien ensalza su sello en el campo. "Sólo su presencia impone respeto", dijo. Nadie duda de su clase y su envidiable hoja de servicios, pero la sombra de Rodri es alargada y hay quien considera que el centrocampista del City está ya para galones. Lo de Busquets es algo así como lo del eterno debate del nueve o el de la portería, aunque el partidazo de De Gea en Stuttgart sirve para guardar esa charla en el frigorífico. Lo que no hay que guardar sino exhibir es la savia nueva que llena la convocatoria del seleccionador. En Alemania ya debutaron Ferran Torres, Mikel Merino, Óscar Rodríguez y Ansu Fati, y hoy podría hacerlo Reguilón, que apunta al lateral izquierdo. Quien de nuevo ve frustrado su estreno es Adama Traoré, que ayer abandonó la concentración siguiendo el protocolo de la UEFA sobre la COVID-19.

Una bala menos para atacar ante un rival cuya portería estará en principio defendida por Pyatov en detrimento de Lunin, que en Valdebebas se sentirá como en casa. El madridista es uno de los campeones del mundo juveniles que ya han dado el salto a la absoluta, los otros dos son Bondar y Supriaha. Malinovsky es la perla en el centro del campo ucraniano y Júnior Moraes el referente en punta, un brasileño nacionalizado que encuentra al otro lado del espejo a Rodrigo Moreno, también nacido en tierra de bossa nova y que hoy quizá caiga a banda para dejar el centro de la delantera a Gerard Moreno. Necesitamos gol y el del Villarreal lo tuvo a granel en la pasada Liga. Sólo Messi y Benzema se le resistieron. No es mal currículo ese.