La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

Las 8 habilidades que debes desarrollar para mejorar tu tenis

Identifica cuáles son las destrezas más importantes que influyen en el tenis y enfócate en optimizarlas para dar lo mejor de ti mismo en pista.

gael_monfils_derecha

La práctica de cualquier actividad que vayamos a desarrollar en nuestra vida, va a requerir, en mayor o menor medida, de la intervención de ciertas habilidades para llevarla a cabo con éxito. Como hemos repetido ya en mil y una ocasiones, el tenis es una disciplina compleja en la que intervienen multitud de factores y en la que los detalles marcan la diferencia.

En nuestro deporte favorito, existen multitud de destrezas que debemos identificar y trabajar si queremos alcanzar un buen nivel competitivo. Por supuesto, esas habilidades no sólo son físicas, sino también mentales; a continuación, vamos a hacer un repaso a las más significativas.

Mentales

Competitividad

El hecho de que el tenis sea un deporte individual, te obliga a dar siempre lo mejor de ti mismo si quieres ganar. Aquí nadie te puede sacar las castañas del fuego; estás tú solo frente a tu contrincante. Si no te empleas a fondo y no estás dispuesto a pelear cada bola, si no sientes emoción por la competición, te va a costar muchísimo trabajo poder sacar adelante los partidos.

Motivación

La motivación es indispensable a la hora de hacer cualquier actividad. Necesitas algo que te mueva a querer desarrollarte dentro del mundo del tenis, a querer progresar y a no tirar la toalla. Si trabajas bien la motivación y todos los días encuentras una razón para continuar mejorando y seguir adelante, tendrás mucho terreno ganado.

Concentración

Rescatamos una vez más el carácter individual del tenis para hablar de la concentración, ya que cualquier momento de dispersión va a ser aprovechado por nuestro rival para tomar ventaja en el marcador. Por ese motivo, cuanto mayor sea nuestra capacidad de no desconectar, cuanto mejor nos abstraigamos de cualquier distracción, más cerca estaremos del éxito en este deporte.

Capacidad resolutiva

En el tenis no siempre vas a jugar a tu mejor nivel ni siempre vas a enfrentar a un jugador que se adapte a la perfección a tu estilo. Por ese motivo, es muy importante que seas capaz de poder resolver los posibles problemas que puedan presentarse en la pista. Debes tener esa habilidad de poder identificar rápidamente qué es lo que te está haciendo perder y buscar una alternativa eficaz para reconducir la situación y sobreponerte a los contratiempos.

Físicas

Forma física

Dado que no estamos jugando ni al parchís ni a las damas, sino practicando un deporte que requiere de un esfuerzo físico notable, es fundamental que nuestro cuerpo esté debidamente preparado y entrenado para aguantar las exigencias propias de esta disciplina. El tenis es un deporte muy completo, por lo que deberás fortalecer prácticamente todo tu cuerpo para prevenir lesiones y ofrecer un buen rendimiento en la cancha.

Equilibrio

En muchas ocasiones, cuando golpeamos la pelota, deberemos llevar a cabo la ejecución en movimiento. La preparación de cada tiro es un proceso complejo en el que necesitaremos equilibrio para poder mantener nuestro cuerpo estable y poder lograr un golpe exitoso. Por ese motivo, si conseguimos trabajar nuestro cuerpo para lograr una buena estabilidad, estaremos incrementando las probabilidades de éxito en cada bola.

Coordinación

Es muy importante que sepamos mover cada parte de nuestro cuerpo de una manera coordinada para llegar con tiempo a la posición correcta, ejecutar adecuadamente la preparación del golpe e impactar la pelota en su sitio. Por ese motivo, debemos trabajar habitualmente la coordinación de piernas, brazos y ojos, ya que son los tres elementos principales que van a intervenir en la ejecución de cada golpe.

Lectura del juego

Cuando aprendes a leer el juego de tu rival, ello te va a permitir anticiparte a cada bola. Tener esta capacidad, aunado con la virtud de estimar correctamente la velocidad y el efecto con los que la pelota se aproxima, te va a otorgar una ventaja competitiva crucial en el desarrollo de un encuentro.