El Real Madrid no puede fallar en Heliópolis

A punto de llegar a las últimas diez jornadas del campeonato, entramos de lleno en la fase decisiva del curso futbolístico 2019-20. Una fase donde cada equipo empieza a apurar sus opciones de conseguir sus objetivos, donde el margen de error y de maniobra cada vez es menor, y donde los tres puntos, que durante toda la competición han estado muy caros de cosechar, están todavía mas disputados. El Real Madrid visita el Benito Villamarín en un buen estado de confianza tras derrotar al gran rival en la lucha por esta Liga. En Sevilla espera un Betis que no está teniendo los resultados previstos a comienzos de temporada, con una plantilla llena de futbolistas talentosos que no han terminado de tener la regularidad necesaria para luchar por puestos europeos. El Betis es un equipo que tiene dos caras muy diferenciadas. En fase ofensiva se muestra muy cómodo, con recursos para llevar el peso del encuentro a través del balón, con un gran juego interior y de pase, de hecho es el equipo de LaLiga que menos pases falla en campo rival, el lugar donde más quema y donde menos espacio hay. Este dato habla de la capacidad de los Fekir, Canales, Joaquín y compañía para cuidar el esférico. Ahí va a estar una de las claves del choque para el Madrid, que se ha sentido muy fuerte a la hora de robar y atacar rápido y a los espacios, por lo que un oponente que quiera tener la pelota y arriesgue con ella debe ser, teóricamente, un rival propicio para realizar las acciones donde has tenido éxito ofensivo en las últimas fechas. Casi todos los goles realizados por los de Zidane en este último mes han llegado con las mismas señas de identidad: agresividad en el robo y velocidad.

Tres centrales. En el partido de la primera vuelta Rubi optó por jugar con tres centrales en la zaga y le funcionó bien, arrancando un punto del Santiago Bernabéu. No sólo eso, sino que el equipo mostró una solidez que le ha faltado en algunos tramos de la temporada y que ha sido el gran desagüe por el que se han escapado los puntos para los verdiblancos. Por parte de los blancos, la opción de Militao para el lateral derecho ante las bajas de Carvajal y Nacho es casi segura y con la incertidumbre de qué tendrá preparado Zidane para los puestos de ataque. La alternativa de darle continuidad a Vinicius, que está siendo determinante, u optar por ofrecer una oportunidad más a Bale.