Una intervención imprescindible para Hazard

Por fin Hazard fue intervenido quirúrgicamente en Dallas por el doctor Eugene Curry, como confirmó el parte medico del Real Madrid, que escuetamente decía que la operación se ha desarrollado con éxito. Una intervención que habrá estado condicionada por lo que el cirujano haya podido observar en el mismo acto. Era imprescindible y el cirujano habrá podido observar el estado del peroné y la placa de titanio. Habrá tenido elementos suficientes para realizar la intervención que mejor se adaptara a las circunstancias. Es muy probable que el hueso estuviera debilitado, por lo que la distribución de las cargas sobre el peroné se viesen alteradas, haciéndole mas vulnerable a impactos y a nuevos focos de fractura.

El protocolo en estas operaciones suele ser: dos semanas de inmovilización y, a partir de la segunda, comenzar a movilizar el tobillo de forma suave y progresiva, fundamentalmente en la flexo-extensión, y comenzar con trabajo muscular. El apoyo se iniciará con ortesis tipo Walker, entre la cuarta y la quinta semana. Y a partir de ahí, aumentar la carga de trabajo de forma progresiva. Si no hay complicaciones, el jugador estará entrenando con el equipo sin problemas en dos meses. Ahora bien, para volver al nivel deseable tardará unos cuantos meses más, siempre y cuando no vuelvan a aparecer problemas. Se trata de un peroné ya debilitado por las lesiones.