Cheryshev invoca otra ‘ReAmuntada’

El Valencia estuvo muerto y enterrado con el cuarto de Hateboer, otra vez en San Siro. Fue solo en ese momento, cuando se vio en la calle, cuando empezó a generar juego. La distancia era un abismo pero Cheryshev, al minuto de salir, encendió el interruptor con su gol. Los che inclinaron el campo hacia la meta de Gollini. Carlos Soler y, sobre todo, Maxi tuvieron ocasiones para no necesitar un milagro en Mestalla para pasar a cuartos.

Por qué no salió el Valencia así desde el inicio? Es la pregunta. Porque hasta el minuto 60 todo fue recular y esperar que los talentosos atacantes del Atalanta te fueran machacando, gol a gol. El de Cheryshev, al menos, sirve para invocar otra ReAmuntada histórica en Mestalla. Como la del Basilea, hace no tanto. Mestalla empujará. Falta saber si tanto para obrar el milagro.