Carrasco: de su cabeza depende si es un buen fichaje

Carrasco llega para reforzar al Atlético y hay diferentes opiniones entre la afición colchonera. Muchos se han llevado una desilusión al no ver a Cavani vestido con la camiseta rojiblanca, aunque desde el club se fue deslizando que se complicaba el fichaje. Las comparaciones, en este sentido, son odiosas y algunos no entienden esta operación. Otra parte de la hinchada considera que Carrasco puede aportar mucho a un equipo que necesita un futbolista como él, vertical, con velocidad y con gol. Un dato. Carrasco jugó 124 partidos con el Atlético y marcó 23 goles. No es una gran cifra, pero sí muestra que es un jugador que hace daño cuando llega a la portería contraria. Juega con una cosa a favor: no necesita tiempo de aclimatación al equipo ni al campeonato español.

Habrá que ver qué Carrasco llega. Si el jugador con desborde, capaz de arrastrar defensas y hacer goles que parecen imposibles o el jugador que se ofuscaba cuando no le salían las cosas, muchas veces rebelde y enfadica. Se marchó en febrero de 2018, la temporada que acabó con el Atlético campeón de la Europa League en Lyon. Jugó un partido de esa competición pero abandonó la nave cuando el Atlético empezaba a pensar que ganaría el título europeo. Si Carrasco llega convencido de que puede ser importante, será un buen fichaje. No mediático, pero sí le puede hacer un buen trabajo al Cholo. Ahora mismo el Atlético no tiene un jugador que saque por sí solo el equipo de su campo con velocidad. Y Carrasco lo puede hacer. Si llega en ese plan 'rebelde' en el que parecía estar en algunas ocasiones, pasará sin pena ni gloria. De él depende.