Una corona que diferencia a Klopp de Guardiola

No hay ninguna duda de que en el podio de los tres mejores entrenadores del mundo están Jürgen Klopp y Pep Guardiola. El orden, como todo en el fútbol, es cuestión de gustos. Lo que resulta innegable, cuando echamos la vista atrás, es el área de efectividad de uno y otro. Mientras que Pep está especializado en los campeonatos domésticos, tanto los de la regularidad, las ligas, como las copas, el germano saca lo mejor de sí mismo cuando tiene que preparar a los suyos para la conquista continental.

El problema llega ahora para Guardiola. Si Klopp, que ha conseguido meter en tres finales europeas al Liverpool en tres años, conquista la Premier de forma aplastante, ¿qué le quedará al técnico español en la comparación? Pep debe mirar ahora a Europa y al Real Madrid como primer paso para contrarrestar el asalto al podio de su rival.