El año del baloncesto, del tenis, de las motos...

Mientras contemplo los tres trofeos que brillan a ambos lados del escenario de la Gala de los Premios AS, se abre un debate entre varios invitados sobre qué deporte pondría el titular a este 2019 que camina hacia su cierre. La imponente Ensaladera representa como nada que el tenis se aúpa a un peldaño prioritario, con la figura de Rafa Nadal como monarca al final de esa escalera.Junto a ella, y no menos relevantes, se elevan dos hermosas copas, el resultado del doblete de oro del baloncesto: el Mundial masculino y el Eurobasket femenino. El básquet y la raqueta definen bien cómo ha sido el año deportivo español, si acaso con el imprescindible añadido del motociclismo, otra vez múltiplemente coronado: los hermanos Márquez, Toni Bou, Jorge Prado…

Nadal ha encabezado la marcha triunfal con su 18º y su 19º Grand Slams, que a su vez suman su 12º Roland Garros y su cuarto US Open. La última parte de la temporada agregó dos deliciosas guindas para rematar la tarta: el número uno mundial, en estrecho pulso con Novak Djokovic, y la Copa Davis, una victoria de grupo que Rafa lideró con la consecución de ocho de los once puntos de España. Era la Davis de Gerard Piqué, la del formato revolucionario, que aprobó con buena nota aunque dejara labores pendientes.

El otro momentazo del año lo protagonizó la Selección de baloncesto con ese oro inesperado, que no empezó a fraguarse en China, sino en los meses anteriores con los héroes de las Ventanas, esos jugadores que formaron un equipo B o un equipo C resolutivos, que fue el A en nuestro corazón, y que luego remataron las estrellas de la mano de Ri­cky Rubio, MVP del campeonato, de Marc Gasol… y de Sergio Scariolo, soberbio desde el banquillo. Dos meses antes, el equipo femenino había logrado su cuarto título de Europa, que al mismo tiempo era la séptima medalla consecutiva, año a año. Imparables.

La Davis y el Baloncesto español recogieron dos de los Premios AS principales… También Bou, el representante de las laureadas motos, un titán alejado normalmente del foco mediático, con 26 Mundiales de trial en su deslumbrante haber. Tres deportes de gala que describen un año con muchas otras gestas bañadas de oro.