Competición
  • Premier League
  • Euroliga
Premier League
Euroliga
EN JUEGO
CSKA CSK

36

Zalgiris ZAL

35

Maccabi TEL

-

B. Munich MUN

-

Milan MIL

-

Estrella Roja RED

-

Medina de Pomar, el pueblo de Chus Pereda

Medina de Pomar es un bonito pueblo ubicado en la comarca de las Merindades, al norte de la provincia de Burgos. Está en un punto estratégico, a 66 kilómetros de Bilbao, a 85 de Burgos capital, a 102 de Vitoria, a 107 de Santander y a 130 de Logroño. El nombre del pueblo (Medina procede del árabe y Pomar del latín) vendría a significar "el lugar de los manzanos". Su monumento más llamativo es el Alcázar de los Condestables de Castilla, conocido popularmente como Las torres de Medina. Aquí dicen que pernoctó un par de noches Carlos I de España y V de Alemania, el conocido como Emperador Carlos V. Con 56 años y mal de salud, decidió pasar sus últimos días en el Monasterio de Yuste (Cáceres). Procedente de Laredo, llegó a Medina y se vio obligado a descansar allí dos días por una mala digestión causada por un abuso de escabechados en regular estado...

Pasemos al fútbol. De aquí es Chus Pereda, el deportista más ilustre nacido en el lugar (1938). Cierto que la parte más importante de su carrera futbolística la desarrolló en el Barça (1964 a 1969), pero en el Madrid jugó seis meses (de enero a junio de 1958), por lo que estuvo en la plantilla que ganó la tercera Copa de Europa. De hecho, metió en el Pizjuán los dos goles, del 2-2, en la vuelta de cuartos de aquella edición. También jugó dos partidos de Liga (metió un gol al Zaragoza) y la final de Copa ante el Athletic, con derrota por 2-0. Un paso efímero, pero recordado por los medineses con orgullo. "No olvide señor Roncero que, además, fue el héroe de la final de la Eurocopa del 64 ante los rusos". Efectivamente. Pereda metió el 1-1 a Yashin en la recordada final del Bernabéu ante la URSS y asistió a Marcelino en el mítico gol de la victoria ante los soviéticos.

La peña de Medina de Pomar festeja, el año pasado, su tradicional cena de aniversario.

La peña madridista está a punto de cantar los 40, dado que se inauguró el 3 de julio de 1980. Como presidentes han ido pasando en estas cuatro décadas Muga, Molotni, Pablo y Carlos Arce, que rige actuamente un colectivo muy activo (163 socios). El gran orgullo de la peña es su espléndida sede social, situada en la parte de atrás del ayuntamiento. En su día eran unas caballerizas donde había ganado. Los socios se pusieron manos a la obra y, con sus aportaciones personales, consumaron el proyecto. Allí celebran ahora las Champions. ¡Chapeau!