Ojalá fuera cierto y Benzema volviera la selección francesa

Para titular esta pequeña crónica voy a parafrasear al escritor francés que más libros vende en el mundo. 'Ojalá fuera cierto', así se llama el best seller de Marc Levy, y así estoy viendo y escuchando lo que empieza a parecerse cada vez más a una campaña a favor de la vuelta de Karim Benzema a la selección francesa. Porque, más que la simple opinión de varios periodistas en diferentes medios galos, todo apunta a una ola de fondo nacida en el seno de la población francesa, que no entiende como el mejor futbolista de la república pueda estar fuera de los Bleus. Los aficionados franceses al futbol no son ni tontos, ni ciegos, ni sordos y se estan rindiendo ante una evidencia que se está repitiendo cada tres días cuando el delantero se pone la camiseta madridista.

Mis compatriotas son como yo, se imaginan con estrellas en los ojos lo que sería una delantera de la selección francesa compuesta por Griezmann, Mbappé y Benzema. Sin duda el tridente más bello y potente del mundo. Sin embargo, no quiero dar falsas esperanzas a nadie porque Didier Deschamps, el entrenador de nuestra selección, es un hombre intransigente y rencoroso. No creo que sea capaz de poner de lado su problema personal con Karim por el bien común. Y es una pena. Una inmensa pena.