Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

Monbus Obradoiro OBR

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Valencia Basket VAL

-

Movistar Estudiantes EST

-

Premier League
Liga Holandesa
FC Emmen FC Emmen EMM

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

PSV PSV PSV

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

Heracles Heracles HCL

-

Utrecht Utrecht UTR

-

Ansu Fati, el rey de los Menas

Los líderes de VOX se pasean estos días electorales por los centros de menores extranjeros no acompañados hablando de violaciones y robos. Piden la expulsión de estos jóvenes, muros infranqueables y la vuelta de la inquisición para obligarles a ir a misa. Así se acabarán los males de España, según prometen a sus potenciales votantes. Echo de menos a Santiago Abascal haciendo un escrache a Bori Fati, el padre del adolescente extremo del Barça que con 16 años y 11 meses es el jugador más joven en jugar con la Selección Sub-21. Ya estoy viendo a Rocío Monasterio tras una pancarta en La Masia declarando: "Ansu Fati, vete a tu país, deja de contribuir a la degradación de España con este efecto llamada que va a llenar la Selección de extremitos".

Bori Fati, el padre del joven guineano del Barça, llegó a Portugal en 1998. En 2001 viajó a España para trabajar en las obras del AVE. Sus manos contribuyeron a construir la alta velocidad española pero se quedó sin trabajo pasando a ser un sin papeles buscavidas más de los que tanto inquietan a los xenófobos. Por suerte se encontró con la izquierda solidaria, la idealista que la derecha tilda de buenista. Fue Juan Manuel Sánchez Gordillo, el alcalde de Marinaleda de la barba y la bufanda palestina, el que le acogió, le empleó como conductor municipal y le pagó los billetes para que agrupara a su familia, en la que crecía su talentoso hijo. "Sé de dónde venimos. Sé de dónde venimos", repetía 16 años después el emocionado padre con el debut de su hijo en el Camp Nou.

España no se merece la tolerancia de esta xenofobia de máxima audiencia que promueve VOX. Ni tampoco las nacionalizaciones oportunistas de los inmigrantes con talento deportivo. Pero el ejemplo de Ansu Fati o Iñaki Williams —su madre saltó embarazada la valla de Melilla— nos demuestra el potencial talento humano que el nacionalismo de pulserita desprecia. Mena es el acrónimo de menor extranjero no acompañado y también es como se denomina a los minerales aprovechables de un yacimiento.