Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
FINALIZADO
daniil_medvedev Daniil Medvedev Daniil Medvedev
6 4
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
7 6

Así se tiran las ligas

Otro gatillazo. La tarde se había puesto estupenda, con el varapalo sufrido por el Barça en Orriols (¡macho Levante!) y el empate del Pizjuán entre dos rivales directos (Atleti y Sevilla). Encima llegaba a la caldera del Bernabéu un Betis con dudas y su entrenador amenazando engrosar las listas del INEM. Un entradón con las gradas casi llenas dibujaba un ambiente casi de Champions. Pero de nuevo la paciente afición blanca se llevó un berrinche cuando mejor pintaba la cosa. Ni un solo gol que llevarse a la boca. Ni siquiera con un portero rival (crack Joel) que perdió una lentilla en el tramo decisivo de la batalla. Frustrante, desesperante, irritante...

'Pajarito' enjaulado. El Betis de Rubi, que ha salvado el puesto con honor y méritos, se parapetó setienizando su modelo. Puso tres centrales y sacrificó su habitual juego de control para fortificarse atrás. Eso pudo saltar por los aires a los pocos minutos de la contienda con un golazo de Hazard, de los que nos tenía bien acostumbrados en el Chelsea. Pero por unos centímetros el VAR nos dejó con las ganas de empezar a dibujar un sábado triunfal. A partir del minuto 20 la presión alta se diluyó. Yo me sé la razón. En el banquillo se quedó Valverde, el Pajarito que se había ganado el puesto con su fútbol de ida y vuelta demoledor. Ese box to box que había hecho olvidar la obsesión por Pogba. Pero Zidane, contagiado por la gran enfermedad de los entrenadores del siglo XXI, pensó en las famosas y absurdas rotaciones. ¿Desde cuando un chaval de 21 años necesita rotar? ¿Para jugar un partido dentro de cuatro días ante el 'todopoderoso' Galatasaray? ¿Estamos de broma? Pirri debutó con el Madrid con 19 años en un Madrid-Barça y sólo volvió a dejar de jugar por lesión. Jamás estaba cansado. Entre tanto dato biométrico y chorraditas de estadísticas que ofrecen no se qué parámetros y memeces similares, el fútbol de verdad, el que se juega con hambre, ambición y corazón, se ha extraviado por la gatera de la dictadura impuesta por los fríos números, que de fútbol puro saben lo que yo de ingeniería financiera. Jamás dejó de jugar el incombustible Raúl un partido importante para descansar. Ningún entrenador se atrevía a sugerírselo. Zizou, reflexiona.

Penalti de Feddal. Las Redes Sociales echaban humo tras la mano clara de Feddal que en opinión de Sánchez Martínez (el árbitro de campo) y de Estrada Fernández (en el VAR) no mereció al menos que el primero fuera a revisarla por la pantalla. Iturralde comentó en el Carrusel que no es una mano que esté en una forma "antinatural" y que "no se hace grande". Discrepo, amigo. Despliega el brazo despegándolo por completo de su cuerpo y desvía un centro lateral de Benzema que podía haber finalizado en gol. Se hizo tan grande que desvió por completo la trayectoria del balón. Me empiezo a rendir con el VAR. Se vivía mejor sin él porque, ya que se van a equivocar igual, sólo tenías que echarle la culpa a uno.

Muy dolidos. Me trasladan su decepción los vikingos llegados desde las peñas de Esplugas, Vinaròs, Fuengirola, ‘Quinta del Buitre’ de Martos, Bruselas, Tetuán de Marruecos, Hellín, ‘Alberto Vitoria’ de Ágreda, La Séptima Copa de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona), Lleida, Piedrabuena, Los Tinajeros de Colmenar, Torredonjimeno, Navalvillar de Pela, ‘Goyo Benito’ de Puente del Arzobispo, La Granja de San Ildefonso y los amigos del Rincón de El Tuerto de Pirón de Cabañas de Polendos (Segovia). Sois todos maravillosos.