Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

Que mal se lleva perder contra el Getafe

Suena el runrún de que si el Celta pierde hoy Escribá será destituido como entrenador. En Vigo puede que a alguien le pille de sorpresa, pero en Getafe lo verían de lo más normal. No por tener algo en contra de Escribá (con él el Getafe estuvo 12 jornadas sin ganar y acabó bajando a Segunda), sino porque están acostumbrados a que la reacción de muchos dirigentes cuando su equipo pierde contra el Getafe es echar al técnico. Sucedió hace 20 días con Pellegrino, a quien el Leganés le enseñó la puerta tras perder 2-0 en el Coliseum, y puede repetirse hoy.

Puede ser un problema de respeto o simplemente pecar de soberbia por creerse más que el otro, pero perder contra el Getafe supone un agravio. Es posible que no haya otro equipo en Primera que sea más culpable (excusa) de destituciones. Hace dos temporadas, con Bordalás en el banquillo, batió su récord. Se cargó a cuatro. Escribá (Villarreal), De Biasi (Alavés), Míchel (Málaga) y Eusebio (Real Sociedad). Hubo un tiempo, lejano ya, en el que jugar contra el Getafe era un partido esperado por los rivales porque no era difícil ganarles, pero posiblemente ahora sea el enemigo menos fiable para los técnicos. No porque ellos no le sepan ganar, sino porque sus dirigentes no saben perder contra el Getafe. Ni contra Bordalás.