Titularísimo Morata y obra de arte de Lucas

Sorprendieron los nombres en el once inicial del Cholo, pero no los motivos. Ante la cantidad de kilómetros recorridos, el entrenador rojiblanco salió a Mendizorroza con un equipo de garantía. Con lo que no contaba es que los de Garitano le presionaran obligando a pegar pelotazos donde Magallán y Laguardia no dejaban ganar ninguna a los puntas. Era un partido de rechaces donde los Herrera y Llorente no se hicieron nunca con el control, solo algún detalle de un buen Lemar sacaban del letargo a la parroquia rojiblanca.

Simeone, no contento con lo que veía, movió rápido el árbol con la entrada de Thomas en el lugar de un irreconocible Llorente. Los rojiblancos se hicieron con el control y las llegadas de Lodi y Arias se multiplicaban. Otro movimiento del árbol, esta vez para dar entrada a un Morata que está rápido, ágil, intuitivo y liberado. El '9' rojiblanco en 10 minutos ya había marcado un golazo, aguantado la pelota, se había asociado con precisión con Correa y había definido sin ansiedad. Fueron los mejores minutos rojiblancos. Controlando y generando situaciones de peligro. Lo que no imaginábamos es la obra de arte de Lucas Perez. Giró, aguantó envites de Saúl y Lodi (me faltó una faltita) y la puso imposible para Oblak. No es justo sacar conclusiones definitivas en octubre. Y es lógico dar minutos a los que gozan de menos protagonismo, pero es cierto que a día de hoy hay titularísimos como Morata, Thomas y Koke.