Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Albacete Albacete ALB

-

Liga Endesa ACB
Iberostar Tenerife TEN

-

Movistar Estudiantes EST

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Herbalife Gran Canaria CAN

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Coosur Real Betis BET

-

Unicaja MAL

-

Liga Holandesa
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Groningen Groningen GRO

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Willem II Willem II WII

-

Lucas, Rodrigo, Griezmann y razones para una fuga

Aprovechando el parón internacional Lucas y Rodrigo volvieron a acercarse a los medios para relatar su momento. Los dos exjugadores del Atlético volvieron a detenerse en lo que ha sido su salida del club y cuanto más se explican más dudas dejan. Lucas sacó pecho explicando que había tenido oferta del Madrid, pero que nunca habría aceptado. En su lugar prefirió dar su visto bueno a una del Bayern a mitad de temporada dejando cojo al equipo cuando se jugaba por los títulos... Precisamente, en una comparecencia anterior, el francés apuntó que era “la maquinaria ganadora del Bayern” la que le había convencido tras un año en el que venía de ser campeón del mundo, de la Supercopa de Europa y el Atlético llegó a ser la única alternativa a LaLiga. Ni las promesas de un nuevo contrato astronómico ni las conversaciones con Simeone pudieron convencerle de lo contrario.

El técnico explicaba esta semana que la baja del defensa es “la que más daño” le hizo al equipo. Lamentó menos las de Griezmann y Rodrigo. Ambos decidieron también bajarse del barco. Rodrigo explicaba en ESPN que elegir “no fue fácil” porque estaba en el equipo de su “corazón”, pero era “el momento adecuado para aceptar otro desafío”. Parece que en Madrid le faltaban. Como hizo ver Griezmann. El francés se marchó siendo la estrella alrededor de la que orbitaba todo, partió para cobrar menos y someterse al dictado de Messi. “Pensaba que todavía me faltaba algo por ver en el Atlético, pero este año fue diferente”, explicaba en su presentación como azulgrana. Antes se había referido también a la necesidad de “nuevos desafíos”.

Griezmann abandonó el proyecto que tanto había defendido meses antes para rodar La Decisión. Los hicieron tres jugadores importantes llamados a liderar justo en el momento de que lo dejaba la vieja guardia. El Atlético ha protagonizado un verano de ventas de récord, eso sí sin negociar apenas un traspaso. Jugadores importantes se fueron depositando su cláusula, exhibiendo su deseo de marcharse sin un porqué claro. Ni el crecimiento del club ni el nuevo estadio y las infraestructuras acorde que se están llevando a cabo ni el brillo competitivo del entrenador ni la capacidad del director deportivo para fichar ni la estrategia del club calaron en los que se han ido. ¿Por qué? Es algo que urge identificar porque se viene otra andanada y las reinvenciones tienen un límite. De los importantes que estuvieron en disposición de irse, sólo Oblak creyó en el discurso. En breve será de nuevo él más Giménez, Thomas, Saúl… los que vayan a ser objetivo de otros y cada día se hace más evidente que es necesario descifrar aquella sentencia de Fernando Torres al respecto: “No queremos que nuestros jugadores se queden en el Atlético, queremos que quieran quedarse”.