Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
PSG PSG PSG

-

Lille Lille LIL

-

Euroliga
B. Munich MUN

-

Panathinaikos PAN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Fenerbahce FNB

-

La Selección busca el control perdido

La voluntad de cambio que envuelve a España, sostenida en ser un equipo más vertical, dinámico y menos previsible, tiene un efecto secundario en la propia gestión del partido. El control de la Selección se vició frente a Noruega asumiendo excesivos riesgos en las entregas y quedando expuesto ante el juego directo rival. España tuvo menos cuota de posesión del 70’ hasta el 85’, con un 45% de media, y vivió empaquetada en su campo. La visita a Suecia, con un adversario de corte similar a Noruega, resulta propicia para rectificar.

La Selección reclama el balón para sentirse segura. Sigue siendo un conjunto débil en las transiciones defensivas -13 contraataques de Noruega-, superado Busquets por este tipo de situaciones como le sucede en el Barcelona. La intención de Robert Moreno de acercarle a Saúl no sirve siempre de antídoto por su petición al mismo tiempo al medio del Atlético de pisar zonas de remate. Desde esa perspectiva, juegue quien juegue, España debe protegerse más hoy y en el futuro. Suecia presume de jugadores incisivos como Quaison o Isak que traspasan líneas con facilidad y buenos llegadores como Forsberg o Larsson. La mejor fórmula mira a administrar la posesión y encerrar al rival en su terreno para después activarse en la presión tras pérdida. Aunque Robert Moreno buscó ganar en precisión dando entrada a Cazorla y Rodri en el final de Noruega, la Selección cayó en la precipitación.

España también ha de tramitar mejor las segundas jugadas. Se le atragantó en Oslo el poderío aéreo de Selnaes, King o Sorloth –apenas se impuso en el 38% de los duelos por alto-, causa embrionaria de que se jugase en muchos momentos a lo que no quería. Las prolongaciones o descargas casi siempre acabaron en pies de futbolistas rivales. Suecia volverá a ser una prueba importante en este registro con la fortaleza de Berg o Quaison, a los que se unen el buen hacer general en las acciones de estrategia.