Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Copa Argentina
  • Hoy en As
Liga Endesa ACB
San Pablo Burgos BUR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Joventut Badalona JOV

-

Baxi Manresa MAN

-

Morabanc Andorra AND

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Mundial de Clubes
Serie A
Brescia Brescia BRE

-

Lecce Lecce LEC

-

Liga Holandesa
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Groningen Groningen GRO

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Twente Twente TWE

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Copa Argentina
FINALIZADO
Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

0

River Plate River Plate RP

3

El Madrid reincide en la anarquía

La invocación al orden y al compromiso defensivo no compareció contra el Brujas. El Madrid volvió a las andadas, muy distinto al equipo compacto de Sevilla y el Wanda Metropolitano, escenarios de altura que arrancaron el esfuerzo blanco y en los que no se vio forzado a asumir la iniciativa. Ante el Brujas le sobró arrogancia y le faltó química colectiva. El primer tiempo denunció todos los delitos que venía cometiendo tiempo atrás. La escasa presión sobre el poseedor, la relajación en el repliegue y la separación entre líneas le corrompió y envalentonó a un Brujas con balas arriba, virtudes conocidas en las que el Madrid nunca reparó. Dennis y Tau enfrentaron a Varane y Ramos con el espacio suficiente para provocar el caos. La descoordinación blanca en las marcas fue total y el Brujas se tendió con excesiva facilidad en las transiciones. Los huecos se abrieron por todos los frentes: entre lateral y central, entre la zaga y la medular... Actuar con la defensa tan adelantada sin una estructura de presión acorde fue una invitación obscena para el Brujas.

El Madrid pudo rescatar un empate por el declive belga con el paso de los minutos y por la asistencia del balón parado toda la noche. La defensa en zona del Brujas le permitió una y otra vez los remates en la estrategia. Las vigilancias fallaban y Deli o Mata nunca anticipaban ante las llegadas desde atrás de Ramos, Casemiro o Varane. Con todo perdido, tuvo al menos arrestos para encerrar al Brujas y girar el partido para sacar un punto con trascendencia clasificatoria pero sin ningún valor futbolístico. Un mal menor que no arregla la imagen ofrecida por el Madrid.

La secuencia definitoria

El Madrid adelanta líneas sin apretar como debería la salida de balón del Brujas. Vanaken rompe a la espalda de Carvajal y realiza un pase vertical para el movimiento de Tau. El Madrid está partido.