Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

España y cómo atacar a través del rival

España quemó otra etapa hacia la Eurocopa con una faena de mínimos ante Islas Feroe. Se le atravesó la numantina defensa nórdica, con hasta nueve jugadores atornillados casi en su frontal del área. A la Selección le sobraron pases y le escaseó la profundidad que tuvo contra Rumanía. Las suplencias de Navas y Jordi Alba se notaron al ser dos laterales más hábiles en los ataques posicionales que Carvajal y Gayá. Tampoco Suso y Oyarzabal, pinchados por dentro, pudieron intervenir con acierto entre líneas y apenas existieron movimientos de ruptura como el que hizo Thiago en su cabezazo desviado. La previsibilidad del juego sólo quedó rota por la iniciativa de Parejo en las entregas, la efervescencia de Rodrigo en los últimos metros y la capacidad para desequilibrar tras balones divididos y segundas jugadas como en la acción del primer gol.

La mejor receta de España nació del desorden de Islas Feroe. En las pocas ocasiones que el débil combinado isleño se despegó de su portería pudo el equipo de Robert Moreno disponer del espacio suficiente para generarle a su rival verdadera incertidumbre ofensiva. Crear desde el error del otro es una máxima trascendental en el fútbol actual. También la presencia final de Alcácer sirvió a España para llenar el área y complementar mejor el ataque. Su talento para sacudir la zona de remate es un recurso siempre certero ante adversarios tan abrochados atrás. 

El carril libre

Rodrigo se proyecta al espacio tras una secuencia en la que Islas Feroe divide su bloque. Thiago ve el desmarque del delantero, que pudo correr y resolver con fortuna para hacer el segundo gol.