Pogacar es el futuro

Tadej Pogacar está siendo la gran revelación de esta Vuelta a España. Ya conocía el talento de la joven promesa eslovena, pero no esperaba que pudiese ganar dos etapas en la Vuelta tan pronto y mucho menos que fuese uno de los candidatos al podio final de Madrid. Su capacidad para imponerse en las cimas más duras está siendo notable. Parece un veterano y tan solo cuenta con 20 años. Sin embargo, debe tener cuidado con la última semana de carrera, ya que puede acusar el cansancio y perder algo de tiempo. Pienso que Pogacar, Bernal y Carapaz forman un grupo joven que está llamado a dominar las Grandes Vueltas en los próximos años. Llegan con mucha fuerza y el resto de ciclistas deben dejarle paso. Es ley de vida.

Creía que Superman podría poner en jaque a Roglic en Los Machucos, pero el colombiano tuvo su peor día en la ronda española. De todos modos, estoy seguro de que hubiese sido imposible. El esloveno es el más fuerte y hoy ni siquiera ha sido exigido por el resto de favoritos. Si el líder de Astana no tuvo fuerzas, los de Movistar tampoco. Alejandro y Nairo optaron por adoptar cada uno su ritmo, ante la dureza extrema de la ascensión final. Todo se decidirá entre El Acebo y La Cubilla y, ahí, estoy seguro de que Valverde, López y Quintana intentarán acorralar a Roglic. Las oportunidades se acaban y al esloveno cada vez le queda mejor el rojo.