Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

Dani Olmo: un valiente sobrado de talento

La vida es para los valientes. Quien no arriesga rara vez gana. Y Dani Olmo, además de talento, derrocha valentía. Con 16 años era una de las grandes promesas de La Masia, pero decidió aceptar la oferta del Dinamo Zagreb porque le brindaban la oportunidad de jugar en el primer equipo a corto plazo, algo que en Barcelona veía lejano y difícil. Otro idioma, un fútbol muy distinto... un reto mayúsculo para un chico de esa edad. A Dani le dio igual porque tenía lo más importante: calidad para jugar donde le pusieran.

Llegó a Croacia como un extremo puro y ahora es un mediapunta capaz de ser tan decisivo por dentro como por fuera. Además, tiene facilidad para hacer goles. A su talento innato le ha sumado la dureza del fútbol croata para convertirse en un jugador total. Mientras sus compañeros de generación (Cucurella, Aleñá, Carles Pérez...) apenas han tenido oportunidades en el primer equipo del Barça a Olmo se lo rifan los grandes de Europa. Fue MVP de la final de la Eurocopa Sub-21 siendo dos años menor. El Dinamo se le ha quedado definitivamente pequeño: está preparado para triunfar en el Atleti.