Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

De Jong abre un debate apasionante

Acabó los ensayos el Barcelona con una nota alta y pareciéndose a lo que se espera del equipo blaugrana este curso. Queda mucho, pero teniendo en cuenta la errática pretemporada en la que ha mandado más el departamento de mercadotecnia y el de finanzas que el deportivo, el equipo puede regresar con la cabeza alta. Y todo ello, sin Messi, que es el factor que mejora a los que tiene al lado. Entre las grandes noticias de estos cinco partidos está la irrupción de Frenkie de Jong, un jugador que abre un debate apasionante en el Barcelona. El holandés es un interior de marca, pero cuando ha jugado como medio centro ha dado al equipo un dinamismo que hacía tiempo que no tenía. La cuestión está en ver como puede mezclar con Busquets sin cambiar el esquema de juego, cosa que parece complicada. Ahora, De Jong está de moda porque lo nuevo siempre llama más la atención, pero sería un error jubilar al que ha sido y puede seguir siendo el hombre clave del juego blaugrana.

En otro orden de cosas, hay que mirar al ataque, donde se abre otro debate que puede retrasarse por la lesión de Messi. Dembélé sigue haciendo cosas que muy pocos jugadores en el mundo pueden hacer (para lo bueno y para lo malo) Suárez es una bestia competitiva que ha llegado de la Copa América con el cuchillo para defender su posición y queda Griezmann, que ya lo hacía todo bien pero al que le faltaba gol. Ante el Nápoles aprovechó su última oportunidad para liquidar un debate molesto en la semana previa al gran debut.