Competición
  • Champions League
Champions League
Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

LALIGA-SERIE A | NÁPOLES 0- BARCELONA 4

1x1 del Barça: De Jong dirige, Suárez liquida y Griezmann se libera

El equipo supuestamente titular del Barça de cara al inicio de LaLiga saca un excelente en el mejor partido de los de Valverde en la pretemporada.

1x1 del Barça: De Jong dirige, Suárez liquida y Griezmann se libera
FC Barcelona.

Ter Stegen. Inédito. En la primera parte apenas tuvo que intervenir. Arriesgó en algunos pases con el pie. No tuvo que intervenir más allá de los saques de esquina.

Semedo. Exuberante. Físicamente está espléndido. Tener tantas piernas le ayuda a atreverse a más cosas. Le falta afinar en el último pase, pero corriendo hacia atrás es insuperable.

Piqué. Líder. Muy atento para liderar la defensa. Se nota que se siente a gusto con De Jong. El jefe absoluto de la defensa. Cuando se pone serio, se nota. Es el termómetro del equipo.

Lenglet. Resolutivo. Sigue ganando su competición particular en el cásting con Umtiti. Tiene más velocidad y hace las cosas sencillas. Defendió bien los balones aéreos.

Jordi Alba. Profundo. Volvió a entenderse bien con Griezmann y con De Jong. Mucho más fiable que Junior y, al igual que Semedo, empieza a un nivel físico muy notable. Le regaló a su amigo Griezmann su primer gol como blaugrana.

De Jong. Maestro. Su primera media hora fue de escuela de fútbol. Hace fácil lo difícil, se ofrece, supera presiones y recupera. Un jugador fabuloso que cada vez pesa más en el esquema del juego. Como medio centro, lo bordó sin ser su posición natural.

Sergi Roberto. Táctico. Irreprochable en la posición y haciendo todo lo que le piden, pero no tiene la llegada ni el colmillo de Rakitic. le falta proyectarse más, pero su polivalencia le hace muy valioso. Acabó jugando como lateral.

Aleñá. Currante. Salió para completar la media sabiendo que era el que tendría que correr y llegar a todas las presiones. Mantiene el balón y es capaz de dar pases como el que originó el tanto de Griezmann con un precioso pase al espacio para Alba.

Dembélé. Peligro. Sigue alternando errores en el pase que hacen que el técnico se enerve con jugadas que, en ausencia de Messi, sólo puede hacer él. Le falta acompasar las piernas con la cabeza, pero cuando lo hace, como en el cuarto gol culé, es indefendible.

Luis Suárez. Imprescindible. Lo lucha todo. Para él no hay amistosos. Abre espacios, cuerpea con los centrales y no regatea un esfuerzo. Respondió a la provocaciñón de manolas con dos goles. Cada vez se entiende mejor con Griezmann con el que fabricó el primer gol. Su segundo tanto fue descomunal. Tres goles en menos de dos partidos. El uruguayo ha regresado más cazador que nunca.

Griezmann. Liberado. Lo sigue haciendo todo bien y le pone más interés que nadie. Presiona, la toca de primera siempre e interpreta el juego correctamente. Además, rompió su gafe ante el gol aunque le costara. Tuvo una ocasión a pase de Suárez en la primera parte que se le fue por centímetros. En la segunda, volvió a fallar ante el portero, pero Suárez le enmendó la plana antes de que marcara su primer tanto tras una gran jugada colectiva.


Umtiti. Oficio. Salió con la misión de no equivocarse y cumplió cuando el Nápoles, ya picado por el marcador, buscaba la portería del Barça. Cumplió ante un rival ya entregado.

Rafinha. Todoterreno. Esta vez le tocó jugar como delantero centro y volvió a demostrar que su entusiasmo puede con todo.

Coutinho. Reivindicativo. Salió para jugar sus primeros minutos de la pretemporada repartiendo juego y asistió con criterio y peligro. Siempre que tuvo la más mínima oportunidad buscó el disparo. A veces, pecando de individualista y adornándose.

Arthur. Eficiente. Muy consciente del papel que tenía que desempeñar. Todo lo hizo con criterio, dominó el ritmo de partido con pelota y sin ella.

Arturo Vidal. Agresivo. Otro que no entiende de amistosos. Salió con el 0-4 y su actitud fue la misma que si el Barça necesitara remontar. Presionando la salida de balón de los rivales hasta el último minuto.

Abel Ruiz. Descarado. Nada más salir al campo ya disparó ajustado al poste de la portería napolitana.