Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Champions League

El mismo Madrid del curso pasado

Tenemos un equipazo pero no ganamos un partido, decía Zidane tras la caída ante el Tottenham. Lo primero lo duda todo el mundo, lo segundo era una evidencia. Ayer al menos ganó, bien que a un rival menor, pero a Zidane esta victoria le llega como agua de mayo, porque la cosa ya pasaba de castaño oscuro. Diferente es si el plan da para esperanzarse, ya no digo entusiasmarse, y por lo visto hasta el momento, no. Ayer tiró del carro Benzema, con sus tres goles. Ya fue la baza fuerte del Madrid la temporada anterior, la de El Año I Sin Cristiano Ronaldo y ayer renovó el compromiso. Todo se parece demasiado al curso anterior.

Ése es el mal balance de esta pretemporada, que ya ha consumido cinco de sus siete partidos. (Quedan el Red Bull y el Roma). No se ve nada nuevo. Hazard ha hecho poco, algunas virguerías no mejores que las que ya le veíamos a Isco. Sabemos que es bueno por lo que conocemos de él, no por lo que le estemos viendo en el Madrid, donde lo más notable que ha hecho ha sido quitarle el hábitat a Vinicius. Jovic se ha lesionado tras hacer poco o nada. Mendy, también. Militao jugó la Copa América. A Rodrygo y a Kubo apenas nos los ha enseñado Zidane. Lo que se está viendo es la misma grisura de antes del verano.

Eso incluye un cierto desdén de algunos veteranos por el compromiso defensivo, particularmente Kroos y Marcelo, y así pasa que el equipo ha encajado la barbaridad de 16 goles en 5 partidos, y eso con Keylor salvando unos cuantos. Todo junto forma un engrudo que se le hace pelota al aficionado, un engrudo que incluye ese siete que le hizo el Atleti al Madrid y que va a dar para chanzas durante mucho tiempo. En fin, seguimos a la espera de la energía de Pogba, a ver si eso sacude el grupo, y de que Hazard afine su línea y recupere ese juego suyo directo y peligroso, que tan caro pagó el Madrid. Pero al menos ya han ganado, que buena falta hacía.