Competición
  • Premier League
  • Serie A

Zidane busca buen bajío en Montreal

El Madrid ya está en Montreal, lugar escogido por Zidane para los primeros nueve días de trabajo. Allí empezó su mejor año, el del doblete Liga-Champions, y se ve que busca el buen bajío. Va con un grupo en el que brilla la cara nueva de Hazard, que no termina de ser lo que se dice un galáctico, pero que mejora sensiblemente la plantilla. Y con Jovic, un apunte de buen delantero que refuerza la posición de Benzema. Más otras novedades, no tan rutilantes, pero que hacen plantilla. Creo que este año el Madrid vuelve a tener una plantilla profunda, un poco al estilo de la de aquel año de la ‘segunda unidad’, aunque sin llegar a tanto. Aquellos golearon en varias salidas ligueras.

Falta algo, claro, que es Pogba, la insistente petición del entrenador. Un jugador de potencia y gol, en torno al cual Zidane quiere mover muchas cosas. Parece que Florentino está en ello, o al menos lo simula. Tiempo atrás no fallaba en estos objetivos mayores, llamáranse Figo, Zidane, Ronaldo o Beckham, y fuera cual fuese su club propietario. Pero hace tiempo que no es tan así (a Cristiano se lo encontró fichado, Kaká estaba medio rengo y Bale nunca fue tanto) y ahora veremos si reverdece aquellos laureles. Será cuestión de que ponga tanto interés como puso en aquellos galácticos de primera hora.

Parece que Keylor quiere seguir, o al menos no quiere marcharse si no es cobrando la integridad de su contrato. Si se queda, miel sobre hojuelas. De momento, su negativa ha servido para que Zidane se apeara de su idea, a mi juicio descabellada, de elevar a su hijo Luca a segundo portero. Ya se ve que no va a ser así, que va a aterrizar en el Racing, buen destino para él. Ahí puede hacer armas en Segunda, y un club y ciudad que tienen rango y empaque. Ahí veremos lo que da de sí. Y si al final se va Keylor, aún quedaría Lunin, casi inédito en el Leganés pero que en el Mundial Sub-20 dio una gran medida y salió campeón.