El juego vuelve a hacer sonreír a España

El subidón de España en el Europeo acabó como su fútbol aseguraba. La Sub-21 se subió a la cima de la categoría con otro partido grande. Aunque no maniobró con la misma brillantez que en los duelos ante Polonia y Francia, volvió a trasladar una impresión de confianza, claridad de ideas y magnetismo futbolístico en muchos instantes que le sirvió para derrocar a una Alemania importante. 

La crecida española en el torneo ha coincidido con la titularidad de Marc Roca, la reubicación de Oyarzabal como delantero y los galones que Luis de la Fuente ha dado a Dani Olmo y Fornals. Ceballos y Fabián estaban desde el principio. La alegría ofensiva, construida a partir de los primeros pases de Marc Roca, ha sido el elemento identificativo de un equipo dinámico y atrevido. El jugador del Espanyol se abrió a la derecha de Unai Núñez y encontró líneas abiertas en el 1-4-5-1 de Alemania en fase defensiva.

España se deshizo de Alemania con una puesta en escena perfecta. Tomó la posesión bajo la autoridad del triángulo Marc Roca-Fabián-Ceballos y los continuos apoyos de los laterales y hombres de ataque. Si se caía en la pérdida, España se esforzaba con un presión absorbente para Alemania. El poder de atracción de Fabián y Ceballos y los constantes intercambios de posiciones desataron el desconcierto en la zaga germana. El gol de Fabián premió un comienzo mayúsculo.

Hubo momentos de zozobra, quizá demasiados minutos entre el tramo final del primer tiempo y la media hora inicial del segundo, provocados por la distancia entre líneas en la presión y la acumulación de pérdidas en campo propio que dieron alas a Alemania. España se tuvo que remangar atrás, con Vallejo muy bien colocado al corte pese algún desliz técnico en los despejes. En ese escenario, la Sub-21 volvió a confirmar su competencia para saber sufrir y su eficacia en las jugadas de contraataque. La contribución de Olmo consolidó la victoria española. Se ha revelado como un jugador diferencial y con alternativas muy diferentes en su repertorio. Su aplicación defensiva fue tan distinguida como su definición en el gol decisivo. Es un componente señalado de una generación que ha causado un impacto futbolístico de renombre en Italia con el colofón del triunfo final. El juego vuelve a sonreír a España. Y así siempre se suelen dar los resultados.

De Marc Roca a Oyarzabal

Ausente en los dos primeros partidos, el centrocampista ha sido protagonista principal en el cambio de la Sub-21. Su visión ha estimulado la secuencia ofensiva y se ajusta a las cualidades de Oyarzabal actuando en punta. El apoyo del jugador de la Real Sociedad y su toque de primeras para Fabián ocasionó el 1-0.