Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

Los 'agnellifloritos' bizcochan a Ceferin

Hoy se reúnen, a cencerros tapados, los capos de la fastrupia continental que pretende sustituir la Champions por algo mejor a su modo de ver. Un campeonato más largo, con cuatro grupos de ocho equipos, plazas aseguradas para los capitanes de la conjura (el Madrid y el Barça, entre otros) y muy poco acceso a las ligas de menor peso económico. Hoy se verán con Ceferin, convertido en una especie de marioneta de Agnelli, que ha encontrado en Florentino el socio ideal para este proyecto, que se supone que mejoraría la Champions, cosa que no veo clara, pero que desde luego perjudicaría el nivel de los campeonatos nacionales.

Se acude a la Champions según lo que se haga en la liga nacional. Eso se pretende sustituir por un derecho de pernada de 24 clubes, en función de sus últimos desempeños europeos. Ya hace tiempo que la UEFA, con sentido posibilista, había ido cediendo espacios a los clubes más importantes. De ahí que en la Champions haya varios de las mejores ligas, y que los campeones de otras tengan que pasar el filtro de las previas, para desembocar muchos de ellos en la Europa League. Lo que ahora se busca es eliminar el trámite de la liga nacional para un grupo de aporófobos, cooptados por sí mismos con la bendición del insulso Ceferin.

Visto lo que estamos viendo en la Champions, este desarrollo tremendo de ahora no sé qué mejora va a aportar la fantasía clasista de los ‘agnellifloritos’. Menos entiendo que estén afiliados a la ECA el Athletic, el Sevilla, el Villarreal, la Real, el Málaga, el Valencia y tantos otros de otros países, convocados en el papel estricto de tontos útiles, no convocados a este encuentro, y con cuya carne los que dirigen esto proyectan hacer hamburguesas. Allá cada cual con su responsabilidad en este asunto, pero les veo como corderos en una manifestación de lobos. Casi entiendo más a Ceferin, triste personaje que sólo aspira a mantener su momio.