La pasión de Zidane es LaLiga

La Liga, lo primero. Me gustó que Zidane pusiera en valor LaLiga en las horas previas a que el Barcelona pueda levantarla. "Es lo más importante y lo más complicado", dijo. Viniendo de un tipo que ha levantado tres orejonas cobra más relevancia, más aún si su rival va camino de la octava en once ediciones. En la euforia de la Copa de Europa, un sector del madridismo ha rebajado LaLiga a torneo B, cuando sólo quieres comer solomillo o nada, y si no hay de lo primero se pasa hambre. Le está pasando al Madrid. La cara de Zidane, más revirada, sobre todo en los partidos lejos del Bernabéu, no es la de la viva imagen de la Felizidane. Supongo que esperaba otra cosa. Se le está haciendo más bola de la que creía. Al fin y al cabo esto cambia mucho de un día para otro, que se lo pregunten a Ernesto Valverde, para mí el mejor entrenador de este país, del doblete del año pasado a opositar al triplete después de los momentos de crisis post Roma. Soy muy contrario a la Superliga Europea en cualquiera de sus versiones, me encanta el torneo de la regularidad, el pulso del pequeño con el grande, la sorpresa, la irrupción de jóvenes jugadores y de otros que rompen a la vejez viruela domingo sí y sábado también. La mejor forma de darle fuerza a LaLiga, es ganarla. Zidane lo sabe.

El mérito de Sergio. Quiero decirlo antes de saber quién acaba descendiendo: Sergio, míster del Valladolid, está haciendo una auténtica proeza, que será milagro si consigue mantener al equipo en Primera División. Compite con el tope salarial más bajo de la competición, de largo. Todos y cada uno de los rivales con los que se juega el bigote cuentan, al menos, con un futbolista franquicia que sería capitán general en su once: Stuani en Girona; Morales en el Levante; Raúl de Tomás en el Rayo; Aspas en el Celta y del Villarreal ya ni hablamos, le valdría cualquier descarte de delantero que hiciera el 'Submarino'. Se estruja la mollera en lo táctico, en cada partido, en cada matiz para minimizar errores y convertir en oro cada gol: sólo han hecho 29. A mí me gustaba su Espanyol, lo metió en semifinales de la Copa del Rey, los dos meses que hizo la temporada pasada, cogiendo al equipo undécimo y subiéndolo a Primera es historia blanquivioleta, pero si este año consigue la permanencia será de monumento.

Rush final. ¿Merece Setién un juicio sumarial después de llegar a semis de Copa y de ganar en San Siro o Camp Nou con brillantez? No todo fue malo. ¿Tiene sentido firmar a otro entrenador en el Sevilla si Caparrós lo deja en Champions? Nos queda un loco bajito y la está rompiendo, es Cazorla, ¿Acaso no merece volver a contar con una oportunidad más en La Roja? Los hay más jóvenes, más fuertes, pero nadie juega a puro fútbol mejor en este país. Especie en extinción.

0 Comentarios

Normas Mostrar