La media hora reveladora del Madrid

Al Madrid se le va a hacer muy larga LaLiga. Se sabía y se comprobó en Pucela. Las concesiones en las dos áreas del Valladolid toleraron una victoria amplia y extraña por cómo fue de los de Solari. La primera media hora aludió a toda esta temporada perdida. El Valladolid hizo lo que quiso ante un Madrid pasivo y agujereado. Con una simpleza significativa, fragmentó las líneas madridistas y avanzó sin resistencia. Las acciones se iniciaban por el centro y rápidamente Alcaraz y Míchel orientaban el juego a los costados (75% de los ataques por las bandas). Sergi Guardiola sacó su manual de movimientos y acreditó su valía para la máxima categoría. El Madrid llegó tarde a cada lugar, desorganizado, lento y vacío a nivel defensivo. Asensio y Benzema no apretaron a la medular, Kroos volvió a abandonarse sin el balón y la zaga careció de colocación y firmeza. Un gol, otros dos anulados y un penalti errado fueron el balance de la superioridad vallisoletana. 

El Madrid sorteó escenario tan espinoso a raíz de un error grave (otro más) de Masip y se aposentó después con la posesión (62%). La presión del Valladolid se descontroló. Kroos, Modric y Ceballos, con más de 60 pases buenos cada uno, manejaron esta nueva situación y nutrieron a Benzema y Asensio para estirar al equipo. La blandura atrás de los de Sergio hizo el resto. El Madrid tuvo la pegada que le faltó en las citas de verdadera trascendencia. Esta vez sí apareció Benzema. Los infortunios del Valladolid socorrieron al Madrid cuando bordeaba otro fracaso indecoroso. 

Dudosa actitud de Kroos

En el gol anulado por el VAR, Alcaraz recorrió el campo de punta a punta sin que nadie del Madrid frenara su progresión. Lo de Kroos resultó revelador. El alemán no saltó en ningún momento sobre el pivote pucelano pese a estar muy cerca. Ni en el cruce posterior cometió una falta necesaria una vez se le había marchado.

0 Comentarios

Normas Mostrar