Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

Charles, con un padre al que apodaban Careca, sólo podría ser un gran goleador

Familia de goleadores. Charles Dias (Belem, Brasil, 4-4-1984) es el cuarto goleador de la Liga. Por delante tiene a Messi, Suárez y Stuani. Normal, el brasileño tiene el gol en el ADN. Es hijo de futbolista (Careca le apodaban a su padre por su parecido con el mítico jugador), sobrino y primo de goleadores. A España llegó en 2004 desde el vecino Portugal para jugar en el Pontevedra. En Pasarón compartió vestuario y goles con sus dos primos maternos Yuri e Igor de Souza durante tres años. En la temporada 2005-06 49 goles del Pontevedra llevaban la firma familiar: Yuri, 22; Igor, 14 y Charles, 13. Después separaron sus caminos, pero en 2012 Yuri y Charles compartieron durante alguna jornada el pichichi en Segunda. Los tres primos vivieron juntos en Maia (Portugal) donde militaban sus progenitores. Se pasaban el día jugando al fútbol y Yuri, el mayor, hacía de intermediario en las disputas entre su hermano y su primo. "Salíamos a pelea diaria", recuerda el hoy jugador del Eibar. En aquellas horas de juegos, a Charles, que era el pequeño, le encomendaron la misión de ser portero y hasta se compró unos guantes para meterse en el papel. También los tres probaron con el voleibol y hasta se federaron, pero se demostró que eran más virtuosos con el balón en los pies que en las manos.

Un ascenso y San Mamés. Al margen de sus cinco años en Pontevedra, el nombre de Charles está sin duda ligado al Almería, donde dejó su mejor registro goleador hasta el momento. 32 tantos en 46 partidos y cinco de ellos en la promoción de ascenso que elevaron al equipo andaluz hasta la máxima categoría. Aquella temporada fue elegido el mejor jugador de Segunda y con dichas credenciales fichó por un millón de euros por el Celta de Luis Enrique para cubrir la marcha de Iago Aspas al Liverpool. Su nombre también estará ligado para siempre al nuevo San Mamés. Fue Charles quien marcó el primer gol del recién estrenado estadio (16 septiembre 2013). Pero si ha habido una relación fructífera ha sido la del técnico Javi Gracia y el delantero brasileño. Gracia coincidió con él en el Pontevedra en la temporada 2007-08 y después se le llevó al Almería (2012-13) y por último al Málaga (2015-16). 

El regreso. A sus 34 años vive una segunda juventud en el Eibar, con quien tiene contrato hasta junio. Empezó la temporada de manera discreta (tres goles en 15 jornadas), pero ya le ha dado la vuelta: lleva diez goles desde entonces. Los dos últimos de esta jornada sirvieron para empatar a un Getafe que se había adelantado 0-2 y rápido lo compartió en sus Redes: @Charlesbrau9 y su página de Facebook.

0 Comentarios

Normas Mostrar