Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

Euroliga
Olympiacos OLY

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

El Girona baja al Madrid del tren de LaLiga

El Girona, que llevaba diez jornadas sin ganar, se soltó un partidazo solvente en el Bernabéu que le dio la victoria y apartó al Madrid de la carrera del campeonato. Un buen Girona, desde luego, con un tramo del segundo tiempo, a partir de los cambios, en el que llegó a sacudir por las solapas al Madrid. Ahí hizo los dos goles, pegó un remate en la escuadra y creó algunas otras ocasiones. Fue una fase en la que puso en evidencia al Madrid, que antes y después, sin estar tan mal, no pasó de un juego rutinario, sin pasión, sin gracia. Y no sólo por las ausencias, sino por una especie de complacencia general. La buena racha, la confianza...

Solari alteró el equipo que venía ganando, pero con lógica. Modric no podía estar, por suspensión. Dio descanso a Vinicius, que viene jugando muy seguido, y a los laterales. Entre eso, la perspectiva de un rival que llegaba en mala racha y el aire primaveral de la mañana, el equipo fue bastante menos de lo que venía siendo. Ceballos estuvo mal, y Kroos, menos preciso de lo que suele. Asensio decepcionó un poco en su regreso. Los laterales, Odriozola y Marcelo, se estiraron hacia arriba, pero no ofrecen atrás, ni de lejos, la seguridad de Carvajal y Reguilón. Benzema bien, pero de nuevo se le vio falto de remate.

El partido estuvo en un ten con ten hasta los cambios del Girona. Lozano hizo un destrozo por la izquierda. Por el Madrid, Bale sustituyó a Asensio y estuvo apático, como si le debieran algo, y Vinicius a Lucas. Vinicius sí aportó alegría y desborde, pero los largos minutos de derrumbe le privaron de muchos balones. También compareció al final Mariano, con su conocida fogosidad, pero sin tiempo para nada. Al final, derrota y expulsión de Sergio Ramos por dos tarjetas, lo que le deja sin jugar ante el Levante y le mantiene con cuatro. Una mañana que al Madrid le apea del tren de LaLiga, al que había conseguido reengancharse.