Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina

A causa de la tensión o por el estrés

Isco está viviendo sus peores momentos desde que llegó al Real Madrid. Los pequeños problemas surgidos con el cuerpo técnico le están pasando factura tanto a nivel físico como psicológico. Es muy difícil alcanzar la plenitud física y de juego que exige el deporte profesional si no hay estabilidad emocional. Y el último episodio sucedido, es un claro exponente de lo comentado. Los dolores cérvico-dorsales, de origen no traumático, son muy frecuentes en población general, debido fundamentalmente a las posturas forzadas y la carga de pesos excesivos. Sin embargo, en el fútbol, este tipo de molestias son escasas y no muy intensas, de modo que con un collarín cervical, analgésicos y fisioterapia, en tres o cuatro días el jugador está apto para jugar.

Sin embargo, hay casos excepcionales. En consulta, los médicos del deporte siempre defendemos frente a nuestros pacientes que la principal causa del dolor de espalda es la tensión o el estrés emocional, que puede manifestarse en múltiples ámbitos como en la pareja, familia, trabajo, etc. Es decir, el estrés a nivel psicológico tiene su correlato físico, cursando con tensión, lo cuál provoca contracturas y dolor de espalda. Si dicha tensión es muy elevada, puede llegar incluso a provocar una hernia discal. Por ello, en este y otros muchos casos, es de vital importancia no sólo el abordaje físico, sino también psicológico del caso para reducir el impacto del estrés en la salud del deportista profesional. Isco lo está pasando mal.

0 Comentarios

Normas Mostrar