Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

El Madrid MANDA en la capital

Reyes de Madrid. Qué gozada. El Wanda conquistado con un partidazo dibujado con tres goles que marcan el territorio. La capital vuelve a blanquear su espíritu futbolístico. Al Madrid le van los retos. En cuatro días ha silenciado el Camp Nou y ese Metropolitano que terminó con las gradas medio vacías ante la exhibición recibida de manos de sus vecinos. No es un triunfo más. Ganar con esta autoridad es como cuando los leones fijan sus dominios en la Sabana. Golazo de chilena de Casemiro, ejecución imperial de Ramos en el penalti, definición perfecta de Bale en la contra magnífica en el gol del descabello. El proyecto Solari se apuntala con una versión mejorada cada partido que pasa. Y no sólo es cuestión de jugar bien. Es la personalidad con la que juegan y la intensidad y el compromiso que demuestran. Todos saben que a los atléticos les apodamos Indios. Pues bien, el Madrid supo aprovecharse de la filosofía de un conocido proverbio de la tribu de los Sioux para cimentar su victoria: “Que mis enemigos sean fuertes y bravos para que yo no sienta remordimiento al derrotarlos”. Ya saben ustedes cuál es el nuevo eslogan: Madrid, castizo y blanco.

Enorme Solari. El gran Álvaro Benito, que horas antes había empezado a poner los cimientos de este sábado de gloria al ganar su Juvenil B al Atlético Madrileño en el derbi de su categoría (¡por 0-6!), ya dijo en El Carrusel que era hora de empezar a valorar el espléndido trabajo de Solari. No olviden que el míster argentino jamás ha perdido un derbi, y eso que ha estado en las dos orillas. En sus tiempos de jugador disputó siete y los saldó con seis triunfos y un empate. Al Indiecito le va dando la razón la cantidad de decisiones tomadas, que esta vez incluyó una nueva suplencia de Bale en un partido de alcurnia. Misma medicina de banquillo para Marcelo, en beneficio de un fantástico Reguilón. El canterano selló su banda con una actuación plena de entusiasmo. Solari no ha venido de paso. No. Si se matricula también este miércoles en el regreso a la Champions (¡tiembla Ajax!) ya habrá que empezar a hablarle de usted...

El gran capitán. Nada de esto sería posible sin Ramos. El camero fue el que mantuvo la calma y sostuvo las grietas del vestuario cuando despidieron a Lopetegui y se barruntaban tiempos de cólera. Sergio, él solito, es el Clavo Ardiendo de este equipo. Nunca agacha la cabeza, siempre da la cara aunque se la partan (en el Wanda le rompieron la nariz hace un año) y su sangre caliente alienta a sus compañeros. En el 0-1 atrajo a cuatro del Atleti, con ese síndrome del minuto 93 que tan buenos recuerdos nos trae a los vikingos. Eso habilitó a Casemiro, que se marcó una preciosa chilena que inició la sangría. Y fíjense como definió el gran capitán en el penalti. Impecable. Ya suma 11 goles. Bárbaro.

Eufóricos. Mi amigo Alfonso Moreno, que fue al Wanda junto a su hijo Gonzalo, me lo dijo tras el baño al Atleti: “Tomás, hemos ganado el derbi con la tranquilidad y la contundencia de los tiempos del Calderón”. Pues sí. Todo ha vuelto a la bendita normalidad futbolística de esta maravillosa ciudad. A los del Cholo no les metía nadie en Liga tres goles en casa desde el hat-trick de Cristiano en 2016. Siempre el Madrid, como me recuerda Francisco Lledó, de Crevillente, la peña ‘La Cruz’ de Corte de Peleas (Badajoz) y la peña ‘Los Inocentes’ de Alicante (son 28, lógico, uno de ellos el maestro Pedro Ferrándiz). Ya sólo tenemos al Barça por delante, y como este domingo domingo el Athletic le quite puntos, la Liga se va a poner excitante. Pues sí, MANDAMOS EN LA CAPITAL.

0 Comentarios

Normas Mostrar