Gáldar: los aborígenes, la Cueva Pintada, el Drago y el detallazo de Zidane