Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

Dos tripletes históricos

The Real Legend.- Otra vez Reyes del Mundo. La historia sigue escrita en páginas de color blanco satén. El Madrid realimenta su leyenda cada día, cada mes, cada año. No se cansan de ganar. Esta generación de futbolistas pasará a la posteridad como pasó en su día la de Di Stéfano, Marquitos, Santamaría, Zárraga, Mateos, Rial, Puskas y Gento. Lo prodigioso parece rutinario. La conquista tridimensional parece cosa de niños. Nadie, y cuando digo nadie es nadie, había conquistado tres Mundiales de Clubes consecutivos (incluyendo el formato de Copa Intercontinental). Y nadie había ganado tres Champions seguidas desde que existe como tal. Sí ganó cinco Copas de Europa correlativas el de siempre, el Madrid (1956-1960). El Real actual ha sumado dos tripletes históricos que fortalecen su jerarquía y su impacto sin fronteras en este maravilloso deporte. El fútbol no sería lo que es si el Madrid no hubiese existido. Y lo digo porque es un referente y un espejo para los clubes que ahora crecen con el afán de ser grandes en el futuro. Todos querrán tener algún día un palmarés como el del Madrid, pero sinceramente resulta utópico. No hay que remodelar la piel del Bernabéu, lo que hay que hacer es una severa reforma de su Sala de Trofeos. Literalmente no hay sitio para más trofeos. Nada menos que 7 coronas mundiales (3 Intercontinentales y 4 Mundialitos). Eso se merece una sala entera como homenaje. Afortunados todos aquellos que somos del Madrid...

El himno.- Nada más terminar el partido, la megafonía del ultramoderno Zayed Sports City puso el himno de las mocitas madrileñas, el de toda la vida, el que entronca dos Real Madrid que han sabido poner su sello a base de sumar conquistas. En el mundo árabe admiran al equipo blanco por esa capacidad infinita que tiene para reinventarse y lograr reverdecer viejos laureles. El Madrid de ayer, de hoy y de siempre. Historia que tú hiciste, historia por hacer...

Ramos y Ramos.- Sergio y Marcos. Veteranos y noveles. Los dos pusieron acento español a la final con el animoso Al Ain. Llorente, fiel a su tío abuelo (Gento), a su abuelo (Grosso) y a su padre (Paco Llorente) reiteró sus galones en una final en la que puso el sello de oro y brillantes con un golazo de gran factura. Remate seco, duro y pegado al palo a bote pronto. Y Ramos, capitanísimo siempre en las finales, puso su cabeza de hierro para firmar el gol que apuntalaba el título (3-0). Ramos ya fue héroe con 0-0 al salvar un gol hecho de los emiratíes. El camero es ADN madridista y en las finales se crece aún más.

Buen fario.- Las noticias agradables se acumulan ahora para la familia merengue. El Gordo de la Lotería de Navidad ha sido este año el nº 03347. Resulta que las otras seis veces en que el Gordo empezó por 0, el Madrid acabó ganando finalmente esa Liga. Así fue en la temporada 1953-54 (el premiado fue el 03270). En la 1960-61 (02365). En la 1962-63 (00675). En la 1986-87 (03772). En la 2002-03 (08103). Y en la 2007-08 (06381). Que se repita, señores.

Afición ‘happy’.- Me telefoneó emocionado el Coronel Rosty de Terrassa y no me olvido del fiel gremio de transportistas, muchos de ellos vikingos de pura cepa. También me whatsapeó entusiasmado Christian Paredes, de la Peña Sur de California: “Roncero, también ganamos títulos sin Cristiano”. Así es amigo. Con el Madrid no puede nadie. Feliz y blanca Navidad.

0 Comentarios

Normas Mostrar