Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Euroliga
B. Munich MUN

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Milan MIL

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Willem II Willem II WII

-

Velasco Carballo instala la transparencia

El arbitraje español, con Velasco Carballo a la cabeza, compareció ayer para hablar sobre el VAR y otros asuntos. Me parece, en sí, una iniciativa magnífica, y desde luego una mejoría muy positiva respecto al pasado próximo. Con Villar, la Federación era un ente cerrado, y más aún en lo que se refiere al arbitraje. Establecía una distancia desconfiada con la sociedad en general. Ahora se abre la puerta, se deja ver, se comenta y hasta se desvela, como ejemplo práctico del mayor interés, la conversación entre el árbitro de arriba y el de abajo en un caso muy relevante de utilización del VAR, el penalti de Varane a Luis Suárez en el Camp Nou.

Hablando se entiende la gente. El fútbol es difícil, porque aunque el Reglamento sea simple y claro, hay un cierto espacio a la interpretación. Además ha sido muy toqueteado en los últimos años, no siempre para bien, y no ha habido una unidad de criterio por parte de sus comunicadores, en general ex árbitros. Los aficionados de mi generación nos criamos con el Reglamento de Escartín, que en cada edición anunciaba nuevas aclaraciones, siempre bajo la autoridad de la International Board. De eso hemos pasado a muchos ex árbitros, tantos como radios y televisiones, algunos mal actualizados, con la consiguiente confusión.

Por eso es bueno que de cuando en cuando comparezca la cúpula, hable y aclare. El ‘leit motiv’ ha sido el VAR, con el que los más estamos relativamente conformes (yo, desde luego, más de lo que esperaba), aunque se le puedan poner objeciones. Es difícil establecer un criterio firme sobre en qué jugadas debe intervenir o no. Para mi gusto, afina en penaltis y goles, pero menos en expulsiones, y el fuera de juego queda demasiado al albur de una tecnología que sólo es fiable de verdad en los partidos con más cámaras, como demostró el arquitecto Nacho Tellado en ‘El Chiringuito’. Pero, con todo, funciona. Y sobre todo se agradece la intención divulgadora.