Champions League
Liga Argentina

La crítica estratégica de Mou

Cuando un entrenador decide criticar a sus jugadores en público, lo suele hacer con el objetivo final de mejorarlos. Es una de las tácticas favoritas de José Mourinho. En su caso, no le importa ser considerado el enemigo por sus propios pupilos si a cambio el orgullo de estos les hace reaccionar. Pero eso se suele hacer cuando el míster calcula que puede tirar por ahí, que hay margen para el conflicto. Estando en el Chelsea, un día en una fiesta le dijo a John Terry que Frank Lampard no le soportaba. Y lo mismo le dijo al centrompista: John cree que eres un pelotudo. En ese rollo. Se pelearon verbalmente los dos y salieron a la palestra docenas de cosas que se habían callado. Y mejoró su relación. Lo que está pasando ahora en el Manchester United no es lo mismo. Y los futbolistas ya no son como los de hace una generación.

El portugués ha hecho lo siguiente: le ha quitado la vicecapitanía a Pogba delante de la plantilla, criticó duramente a Alexis también ante los suyos. Con la prensa como testigo reconoció que no confiaba en Phil Jones o Bailly para tirar penaltis, que Martial no defiende bien, que le faltan centrales, que algunos futbolistas (de los suyos) sienten más la camiseta que otros. Y eso sólo lo hace por dos razones: sabe que no va a ganar la liga y se quiere ir apuntando a otros como culpables y tiene muy claro que ha perdido el apoyo del vestuario. Cuando escuchen a Pogba (que ha dicho que en los partidos en casa hay que atacar más y que no le preguntemos más porque le van a matar) deben saber que habla en nombre de toda la escuadra. A esa hoguera llega el Valencia.

0 Comentarios

Mostrar