Euroliga
FINALIZADO
Zalgiris ZAL

101

Olympiacos OLY

91

NBA
Cleveland Cavaliers CLE

-

Indiana Pacers IND

-

Toronto Raptors TOR

-

Washington Wizards WAS

-

Miami Heat MIA

-

Philadelphia 76ers PHI

-

New Orleans Pelicans NOP

-

Portland Trail Blazers POR

-

San Antonio Spurs SAS

-

Golden State Warriors GSW

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Boston Celtics BOS

-

Houston Rockets HOU

-

Minnesota Timberwolves MIN

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Utah Jazz UTA

-

Temas del día Más temas

Hasta el pío-pío y más allá

Hasta el pío-pío y más allá

Viajó la expedición del Sevilla con dudas respecto a la alineación (sobre todo en defensa) y un estado de cautela rayano con la jindama que este enviado especial intuye muy diferente a aquellas no tan lejanas noches europeas del "ganamos sí o sí" de Del Nido o el "otra vez; sí, otra vez" de José Castro. Pero ojo: con esa guasa tan retorcida que envuelve las cosas de la rivalidad sevillana, desde la otra orilla de la ciudad se difundió la especie de que al actual presidente sevillista le acompaña un impresionante "buen bajío" gracias a cierta magia que invoca en unas gallinas negras autóctonas de su pueblo natal, Utrera. Lejos de ocultarlo, Castro alardea de ese curioso poder. "Pío, pío", dice disimulamente cuando se le pregunta por las ya famosas aves. "Pío, pío", susurró ayer por los pasillos del avión camino a Manchester...

No descarten al Sevilla, pues. Queda la magia ¿negra? de una década de "pío, pío" con Mbiazo al Valencia, Palopazo al Shakhtar y otro sinfín de goles milagrosos cuando todo parecía perdido. Queda, blanquirroja, la fe en un grupo que salió del Wanda con las semis de Copa en el bolsillo; en unos futbolistas que con Montella han dado grandes ratos de fútbol matizados por una adicción tremenda a tirarle al muñeco y por fallos defensivos más propios de equipos que miran a Segunda, no a la final de Kiev. Pero en eso, en Kiev, habría que ponerse a pensar ya si al Sevilla le da por hacer la gracia y se mete 60 años después en cuartos de la Copa de Europa tras conquistar el Teatro de los Sueños. Así que sueña, Sevilla. Hasta el pío-pío y más allá.

0 Comentarios

Mostrar