Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Copa Libertadores
Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

A partir de cuánto es “goleada”

A partir de cuánto es “goleada”

El Diccionario no se moja mucho sobre el sustantivo “goleada”: “Abundancia de goles”, “gran diferencia de goles por la que un equipo gana a otro”.

Pero ¿cuántos goles constituyen una goleada? En eso no entran las Academias del español, que también dejan cierto margen de maniobra en lo que concierne al verbo “golear”: “Dicho de un equipo de fútbol o de uno de sus jugadores: hacer gol al otro equipo, especialmente con reiteración”.

Eso no debería invitarnos a decir, por ejemplo, que “Bale fue el goleador de su equipo”, por ejemplo, si solamente marcó un tanto (aunque el partido terminara 0-1), pues ahí no se da tal reiteración. Pero también es cierto que la Academia no se muestra taxativa, merced a ese “especialmente” que deja la puerta abierta a otras opciones. Y en efecto, a menudo se dice “fue el goleador del partido” cuando el delantero del que se trate marcó solamente un tanto. Ambigüedad tenemos.

El banco de datos de la Real Academia (que contiene más de 600 millones de registros o palabras) recoge ejemplos de “goleada” para tanteos de 3-0 en adelante. Por ejemplo, éste de 1995 publicado en La Vanguardia: “Salvador Iriarte, técnico de la Real Sociedad, celebró su cumpleaños con una goleada (3-0) ante el Real Valladolid”.

El 3-0 se repite en los archivos junto con la palabra “goleada”, y parece claro que ese tanteador señala en la práctica el tope mínimo para usar tal vocablo. Porque estaremos de acuerdo en que aplicarlo a un 2-0 no procedería.

Sin embargo, para mí “goleada” siempre fue un tanteo de 4-0 o 4-1 y superiores. El 3-0 se me queda corto para una palabra tan contundente.

Ahora bien, ¿por cuánta diferencia de goles hay que ganar para que una goleada lo siga siendo? Pueden marcarse 3 tantos, pero si el resultado termina en 3-2 se acabó el término “goleada” para los titulares. ¿Y un 4-3? Tampoco serviría. Ni un 5-4, ni un 6-5, ni un 5-3 (los titulares en ese caso irían por otro lado), pero sí un 4-1 o un 4-2. Por todo ello, quizá se pueda definir así la goleada, al margen del Diccionario: “Tanteo en el que un equipo consigue más de tres goles sin encajar más de dos”. Por ejemplo, un 4-2.

Pero como la Academia no ha precisado los números, podemos debatirlo entre todos como buenos aficionados. Eso sí: sabiendo que en esa discusión nadie ganará por goleada.

0 Comentarios

Normas Mostrar