Sobre las dudas del barcelonismo

Sobre las dudas del barcelonismo

Dentro de todas las subcategorías que se pueden hacer y que cada uno tendrá asimiladas, yo divido a los barcelonistas básicamente en dos: por un lado los que vivieron la primera Copa de Europa de 1992 en Wembley siendo ya adolescentes o aficionados en plena madurez y, por otro, a los que han mamado al Barça más reciente, dominador y preciosista de este nuevo siglo. Los primeros ya conocían varios sinsabores y habían sufrido en Liga a la Quinta del Buitre antes de su primera gran alegría. Por eso aún arrastran miedos y complejos y la temporada, sobre todo, pasa porque el PSG espante los temores. Los segundos, por contra, ni siquiera se amargaron con las últimas tres Champions del Madrid tras haber disfrutado del dominio aplastante en España. Por eso no hay quién pare su optimismo y ahora hablan del triplete sin ruborizarse. Sin embargo, he visto esta semana a amigos de una y otra generación coincidir en dos preguntas recurrentes después de los últimos empates. ¿Se caerá este Barça tras un inicio arrollador? ¿Nos la han colado con Dembélé y Coutinho?

Para la primera duda aún no veo razones de peso. Todo equipo pasa baches a lo largo de la temporada y el del Barça está llegando en mitad de una clasificación para la final de Copa, sin perder un solo partido en Liga, remontando eliminatorias y encajando seis goles en 12 partidos en este ‘aciago’ 2018 en el que es un privilegiado en las tres competiciones. No está dando síntomas de un cansancio anormal pese a la dureza del calendario (los demás andan igual), llega al final de los partidos mandando y encerrando al rival y se presenta en el tramo decisivo con la tropa más tocada firmando el alta médica en la enfermería. Algunos tienen en mente el desfallecimiento sonado del Madrid de Carlos Queiroz en 2004, pero hay muchas diferencias entre aquella y esta situación. Para empezar, a aquel equipo le pasaron como un rayo Valencia (campeón), Barça y Depor en las últimas cinco jornadas porque todos tenían opciones reales de alzar el título en una batalla con mil frentes. Ahora, sólo el Atlético incordia a siete puntos. Y para rematar, este Barça tiene entrenador.

La segunda duda tiene más chicha y, después de la inversión realizada por Dembélé (145) y Coutinho (160), es de más calado. Cuando el Madrid le ganó la Supercopa de España al Barça, el barcelonismo se sumió en un drama absoluto porque, más que un título, su equipo había perdido el rumbo y las constantes vitales. Jubilar a medio equipo y fichar en el mercado que fuera eran dos acciones innegociables para renovar la ilusión e igualar las fuerzas con el eterno rival. Por eso llegaron Paulinho, Semedo, Dembélé, Deulofeu, Coutinho y ahora Mina. En la ida de aquella final veraniega en el Camp Nou (1-3) el Barça jugó con Ter Stegen; Piqué, Umtiti, Alba; Busquets, Rakitic, Iniesta; Deulofeu, Suárez y Messi. Y en la vuelta (2-0) acabó de estrellarse con Ter Stegen; Mascherano, Piqué, Umtiti, Alba; Sergi Roberto, Busquets, André Gomes, Rakitic; Messi y Suárez. Estos días el Barça se ha ido jugando el tipo y se lo jugará en los próximos meses con este once tipo: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Paulinho (Coutinho/André/Aleix), Rakitic, Busquets, Iniesta; Messi y Suárez. Salvo en un puesto, son exactament los mismos. Eso me deja una doble moraleja. Uno: los fichajes, a falta de aclimatación y rodaje, han sido utilizados sobre todo como parches y maquillaje. Y dos: si eres culé, joven o experto, es imposible dudar de Piqué, Busquets e Iniesta.

 

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
1Barcelona 59 18 5 0
2Atlético 52 15 7 1
3Valencia 43 13 4 6
Clasificación completa
Próximos partidos
Eibar - Barcelona S-17/02 16:15
Barcelona - Girona S-24/02 20:45
Las Palmas - Barcelona J-01/03 21:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 12 de febrero de 2018

0 Comentarios

Mostrar