La fuerza competitiva del APOEL

La fuerza competitiva del APOEL

Chipre anda revolucionada con la visita del APOEL al Madrid. El partido trasciende al fútbol, la atracción número uno de un país apasionado con este deporte. Es todo un acontecimiento social. El APOEL representa, en parte, el crecimiento de la liga chipriota, cada vez mejor valorada y con una estabilidad económica importante. La prueba es la capacidad de captación que tiene para persuadir a jugadores extranjeros (hay 21 españoles en la Liga). Chipre es una buena opción por la posición del fútbol en la sociedad y la calidad de vida que ofrece la Isla.

La distancia entre el Madrid y el APOEL resulta evidente, pero si por algo se distingue el campeón chipriota es por su fuerza competitiva. Es un equipo práctico y experto, que puede alternar una propuesta más asociativa con otra más directa. Dejó fuera al Athletic en la pasada Europa League, eliminatoria en la que se identifican las virtudes clásicas del APOEL. Apenas ha variado su estructura de una temporada a otra y todavía no ha notado la pérdida de Sotiriou (26 goles). De Camargo está respondiendo bien en ataque. La llegada de Rueda también ha potenciado su jerarquía defensiva. Suele jugar con un 1-4-2-3-1, aunque en ocasiones se despliega bajo un 1-4-4-2 en busca de mayor pegada. En el Bernabéu añorará a Efrem, uno de sus futbolistas más desequilibrantes, pero seguro que exige al Madrid por su carácter. El encuentro será un evento que pondrá en el mapa al fútbol chipriota.

Imanol Idiakez es el entrenador del AEK Larnaca, segundo en la pasada liga chipriota.

0 Comentarios

Mostrar