Asensio y el Madrid: no se puede poner precio a un sueño

La pregunta parece obligada: si Mbappé cuesta 180 millones, ¿cuánto vale Asensio? Una cuestión que genera debate entre los aficionados, pero que en el entorno del futbolista no deja ni medio segundo para la duda: “Ni todo el dinero del mundo sacaría a Marco del Madrid”. “¿Podrías ponerle precio a un sueño?”, añaden. Porque es lo que vive el balear, un sueño convertido en realidad. Muchos llamaron a su puerta pero cuando Horacio Gaggioli, su agente, le trasladó el interés del Madrid, no hubo nada más que hablar: sólo quería jugar en el Bernabéu. Esa mezcla de ambición y sentimiento le ha permitido conectar con la afición blanca. Ningún cero en el contrato podría igualar la motivación de defender el escudo que lucía orgulloso de niño por su barrio.

Asensio no sólo va camino de convertirse en el próximo crack del fútbol español, sino también en la bandera del nuevo proyecto instaurado en el Madrid. Media Europa quiso a Theo, pero escogió ser suplente de Marcelo antes que titular en otro grande. Lo mismo pasó con Ceballos, quien pidió consejo a Marco cuando todos los clubes (el Barça le prometía la titularidad) suspiraban por él. Recibió una respuesta breve pero que resultó definitiva: “Al Madrid no se le dice que no”. Ambos vieron en Asensio un espejo en el que mirarse y escogieron el blanco madridista. Calidad y fidelidad a los colores. Una combinación llamada prolongar la felicidad que vive el Bernabéu con un jugador que apuntaba a crack desde bien pequeño...