Medallas en tres Juegos no son pocas

Medallas en tres Juegos no son pocas

El fútbol ha aportado tres medallas en los Juegos a España: una de oro (1992) y dos de plata (1920 y 2000). No es poco, teniendo en cuenta que, con el boxeo, es uno de los deportes que tiene limitaciones para participar y hasta no mucho debía hacerlo ante países que enmascaraban el amateurismo con profesionales que decían eran militares, policías... Por eso, desde Londres 1948, siempre ganaban las selecciones de la Europa del Este, con excepción de Francia en 1984. España, que había obtenido la plata de rebote (descalificación de Checoslovaquia) en 1920, apenas había llegado una vez a cuartos y otra a octavos antes de Barcelona 92, faltando a las dos anteriores Los Ángeles 84 y Seúl 88. Por eso fue tan importante el oro en los Juegos de Barcelona.

Y lograr el oro no fue fácil. Kubala primero (hasta 50 futbolistas utilizó en la preparación) y Miera, que tomó el mando en los Juegos, con Clemente (le sucedía como seleccionador de la absoluta) de moscón, tuvieron muchas dificultades. La amenaza de plante de los jugadores, que renunciaron a cobrar los dos millones de pesetas por cabeza que ofrecía la FEF por participar, comenzar a entrenar en Paterna en un campo que no era el mejor porque éste había sido reservado para que corretearan los árbitros y estar enclaustrados en el Ciudad de Valencia veintitantos días, hicieron más valiosa la medalla de oro que tuvo como héroe a Kiko (entonces Quico), en una selección Sub-23 en la que sólo Abelardo, Solozábal, Luis Enrique y Ferrer habían jugado ya en la absoluta. Pero tenía a Guardiola, campeón de la Copa de Europa con el Barça, a Toni, Berges (dos goles), Alfonso y Amavisca, el hombre talismán de Miera.
 
Aquel oro supuso mucho para el fútbol, sobre todo para la Selección, en un año de depresión tras no acudir a la Eurocopa de Suecia. El fútbol debería tener otra presea de oro, y una menos de plata, porque el infortunio hizo que los Puyol, Marchena, Xavi, Albelda, Tamudo, Angulo... perdieran la final de Sydney 2000 ante Camerún por penaltis (Amaya lo tiró al poste) tras una prórroga que afrontó con nueve por expulsiones de Gabri y José Mari.  Medallas en tres Juegos no son pocas.

 

 

0 Comentarios

Mostrar