Ceballos, en la senda de Modric

Ceballos, en la senda de Modric

Ceballos juega (o jugaba) en el Betis y es el segundo jugador que más faltas sufre en LaLiga, después de Neymar. Es significativo. Tiene clase, los compañeros le buscan, él recibe, encara en busca de mejorar la posición para entregar el pase y en ésas le llega el estacazo. Es el hombre a vigilar por los rivales. Lo hemos visto también en la Eurocopa, donde le han pegado bastante. No es un mérito, claro. Nadie ficha a un jugador para que le hagan faltas, pero si se las hacen es porque es bueno. Y, mal que bien, tras una falta el balón sigue estando en posesión del equipo propio. Y tanta falta comporta amenaza de tarjeta para los rivales.

Me gusta Ceballos. Me gusta más rodeado de buenos jugadores, donde haya más jugadores que ‘hablen su fútbol’. En el Madrid los tendrá, como los tendría en el Barça. La diferencia es que en el Barça va a encontrar unas urgencias que en el Madrid no va a encontrar. Muy probablemente, sería titular de mano en el Barça, en el Madrid seguro que no lo es. Así que pensando en septiembre, yo le aconsejaría el Barça. Pensando en toda una carrera, le aconsejaría el Madrid, porque Modric tiene 32 años, le saca más de diez. Y, además, Zidane no es de los que dejan a los suplentes pudrirse en un rincón. Les da sitio, les hace sentirse bien.

Detrás de Marcelo, Theo Hernández; detrás de Casemiro, Marcos Llorente; detrás de Modric, Ceballos. El Madrid está haciendo las cosas bien. Los dos primeros no tenían suplente (Coentrao no ha existido más que para los líos con Hacienda), Modric, apenas. Kovacic no es lo mismo. Tres jóvenes capacitados vienen a mejorar una plantilla a la que sólo se le podría poner reparo en el centro de la defensa, una vez salido Pepe. Y queda la ecuación de la bbC, de la salida de uno para que entre Mbappé. Pero eso ya son otros lópeces. U otros péreces. Porque ya no se trata sólo de fútbol, sino de filias, fobias, egos y márketing.