El dato que debe quemar a Isco y el Barça está ojo avizor

El dato que debe quemar a Isco y el Barça está ojo avizor

Champions: 67 minutos. El dato, extraído de la web oficial del club blanco, es demoledor. Excepción hecha de Rubén Yáñez, el tercer portero, y de Mariano, Isco Alarcón es el jugador del Real Madrid que menos minutos ha jugado en la competición europea. Hasta Coentrao y Danilo han disputado más minutos que él. Zidane sólo le alineó en Lisboa, en la victoria blanca por 1-2 sobre el Sporting de Portugal y le sustituyó en el minuto 67. Para un jugador de su enorme jerarquía es 7una estadística dolorosa, teniendo en cuenta que, por comparación directa, James ha jugado 331 minutos, Asensio, 124 y Lucas Vázquez, 269.

Las palabras y los hechos. Me creo a pies juntillas a Zidane cuando dice que Isco le encanta. Es el futbolista con el que más empatía puede tener al recordar al Zizou futbolista, por su vena artística, el manejo de ambas piernas, su gusto por las asistencias y por su facilidad para llegar a gol. Además, ha aprendido a sacrificarse. Isco ha jugado 17 partidos de Liga, con 4 pases de gol y 5 dianas, pero es el ¡¡decimoquinto!! jugador de la plantilla en el escalafón de minutos jugados.

Buen rotador, nada rajador. El regreso de Gareth Bale, con ese golazo supersónico contra el Espanyol saliendo de una lesión, a gran pase de Isco por cierto, es una sensacional noticia para el Madrid, pero puede que no lo sea tanto para la continuidad de jugadores como el malagueño. Sobre el papel, un puesto menos para rotar y, por tanto, menos minutos para jugar. Ya dijo en los micrófonos de BeinSports, nada más acabar el último partido: “A mí lo que me preocupa es tener minutos”. Cristalino.

La bofetada sin manos. Dani Alves explicó de manera muy sonora su salida del Barcelona, como un golpe pensado y meditado a los directivos del Barça que no supieron tratarle. Esperó a la finalización de su contrato para sacar más tajada e irse gratis. Isco tiene tres opciones: puede seguir la estela de Özil y Di María, o sea marcharse dejando un puñado de millones este verano, ‘hacer un Alves’ en 2018 o renovar. Curioso que, además de los grandes de la Premier, ahora el Barça siga de cerca cada paso del malagueño, por muy difícil que sea la operación. Isco necesita tiempo para jugar, no para pensar. Es lo único que le garantizaría seguir en el Madrid y tan feliz…

0 Comentarios

Normas Mostrar