Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

El Atleti, favorito en Milán

El Atleti, favorito en Milán

Fuera tópicos. El equipo del Cholo llega en mejor momento que los blancos, repleto de moral y mucho menos trillado que hace dos años en Lisboa. Ya sabemos que Simeone venderá su discurso de los ricos y los pobres, la humildad, los valores y la eterna lucha de clases, pero el Atlético es mejor equipo que hace dos años y el Madrid no. Los rojiblancos siguen igual de rocosos y recios atrás, pero tienen bastante más pólvora que entonces, cuando llegaron con la única amenaza de un Diego Costa cojo. Griezmann, como demostró en Múnich, no se corta en los grandes escenarios y el rejuvenecimiento de Torres le facilita espacios y oportunidades. Además el Cholo tiene en la recámara la bala de Carrasco, que vale doble cuando el rival está cansado. Si encima le añadimos que Oblak mejora a Courtois, tenemos un equipo superior, con el mismo estilo pero más seguro de sus posibilidades. El Madrid, en cambio, es muy parecido al de entonces. Pierde bastante sin la agitación de Di María y gana un poco con la seguridad de Keylor Navas, pero no ha evolucionado más. Zidane le ha dado tranquilidad al vestuario pero en el campo el equipo parece demasiado sosegado. Sólo los chispazos de Bale, ante el Rayo, la Real y el City, han conseguido sacarle de cierta galbana en su juego. En definitiva, los colchoneros andan mejor, pero quedan tres semanas...

Pep y Manolo. El primer tiempo del Bayern ante el Atlético fue de nuevo majestuoso. La alineación y disposición de los alemanes honra a Guardiola, cuyo equipo ha dejado dos partidos de ambición y generosidad, una apología del fútbol ofensivo. Sale de Múnich sin ganar la Champions, pero se va siendo valiente. El City, en cambio, sale de esta eliminatoria apocado y ridiculizado. Su partido en el Bernabéu pareció un amistoso. El día más importante en la historia del club, el equipo salió sin nervio ni furor, como si fuera un día más en la oficina. Pellegrini fue incapaz de transmitirles otra cosa a sus jugadores y encima lo empeoró en la rueda de prensa aludiendo a la suerte del Madrid. La suerte del Madrid, Manuel, fue el rival.

La Liga está en el derbi. Si el Barça sigue saliendo a jugar con el aire funcionarial que se vio en la última jornada, puede pegarse un trompazo. Por momentos parecía que al equipo le hastiaba tener que ganar una Liga que ya tenía ganada hace un mes. Hay un aire de desidia en todo lo que hacen los azulgrana, como si el examen ya lo hubieran aprobado y les estén obligando a repetirlo. Da pereza hasta hacerse un periscope. Y encima, ahora saben que un equipo español ganará este año la Champions quitándole foco y brillantez a lo que ellos consigan.

El descenso. El partido Getafe-Sporting es agónico. Y el del Depor, y el del Granada y el del Rayo. Un día perfecto para escuchar Carrusel.

0 Comentarios

Normas Mostrar