Competición
  • Europa League
  • Euroliga

El Madrid fue Keylor Navas y diez más

Esta Liga se le va a hacer larga al Madrid. La perspectiva de tanto partido sin nada que ganar ni que perder (la amenaza del tercer puesto nunca existió realmente) se hace desoladora. Estamos poco acostumbrados a ver partidos del Madrid carentes de interés, y menos acostumbrado aún está el propio Madrid a jugarlos. Así que a la espera de la Champions, que ya veremos qué trae, sus jugadores van desconectando. Unos más que otros, pero con que la mitad se desinterese el equipo se esfuma. Y además, es contagioso. Ayer fue muy a peor. Se salvó Keylor Navas, que de paso salvó el partido.

Ganó el Madrid porque el fútbol es así y porque cazó dos goles de córner. No sacó muchos (cinco) pero los aprovechó bien. El Madrid puede juntar en esa jugada a Sergio Ramos, Pepe, Cristiano y Bale, y además tiene buenos sacadores. El primero, que fue el 0-1, lo marcó Sergio Ramos, en gran salto. El 1-2 lo hizo Casemiro, descuidado por la defensa, tras sobrevolar el balón a todos los altos, que sí estaban vigilados. Pero eso fue todo lo que hizo el Madrid. El resto, incluido el bonito gol de Willian José, lo puso Las Palmas. Con juego bien construido y una fe creciente, mereció llevarse el partido.

Este Las Palmas juega bien. Con mucho jugador canario, su fútbol se emparenta con aquel tan llamativo de su mejor generación, cuando Germán y Guedes, bien armado, buscando la jugada sin prisas. Quique Setién está haciendo una buena tarea en este equipo. Pero no siempre que se juega mejor se gana, a veces ni siquiera se empata. Ya lo dijo Boskov: fútbol es fútbol. El buen fútbol de Las Palmas anduvo algo corto de remate y además tuvo enfrente a Keylor Navas, que volvió a estar fenomenal. Su permanente atención y su viveza contrastaron con la abulia general. A él se debe el resultado.