Competición
  • LaLiga SmartBank
  • Fórmula 1
  • Liga Endesa ACB
  • Clasificación Eurocopa
  • Masters 1000 Shanghai
Fórmula 1
1 1:27.064

S. Vettel

Ferrari

2 a 1:27.253

Charles Leclerc

Ferrari

3 a 1:27.293

V. Bottas

Mercedes

7 a 1:28.304

C. Sainz Jr.

Mclaren

1

V. Bottas

Mercedes

2 a 11.376

S. Vettel

Ferrari

3 a 11.786

L. Hamilton

Mercedes

5 a 1:9.081

C. Sainz Jr.

Mclaren

Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Gran Canaria CAN

80

BC Andorra AND

67

FINALIZADO
Retabet Bilbao BLB

79

Baskonia BAS

75

FINALIZADO
Estudiantes EST

87

Manresa MAN

79

EE UU contra la FIFA con Putin al fondo

EE UU contra la FIFA con Putin al fondo

Era cosa sabida. Basta repasar el estupendo libro ‘Tarjeta Roja’ del escocés Andrew Jennings sobre las andanzas de la FIFA. Un sanedrín internacional que funciona por cooptación y que maneja el enorme poder de decidir quién organiza un Mundial, qué empresas lo patrocinan, quién y por cuánto lo televisa. Un espacio opaco, con un penúltimo presidente, Havelange, que duró 25 años y el actual, Blatter, que lleva 17 y piensa seguir otros cuatro. Un entramado de corruptelas e indecencias. Ese retrato de una asociación para enriquecerse, que lleva lustros reuniendo sobornos, es más que creíble.

Sin embargo, hay algo en la brutalidad escénica en las detenciones que me aturde. La Fiscalía de EE UU ha movido a la policía suiza a irrumpir en un hotel de lujo y llevarse detenidos a siete señores, ni norteamericanos ni suizos. Tampoco son el cártel de Sinaloa, son presuntos aceptadores de sobornos de distintos Estados y de grandes corporaciones internacionales. Se supone que guardan y blanquean el dinero en New Jersey, de ahí la intervención norteamericana. Pero, ¿es para tanto? Me parece más bien un jaque de EE UU a la FIFA. Y no veo más móvil que la designación de Rusia para el próximo Mundial.

Putin está rearmando el orgullo soviético, hace carantoñas a China, asalta Ucrania, desafía el control mundial de Estados Unidos. Putin es amigo de Blatter, y Blatter ha sido advertido contra ese Mundial. Eso explicaría la brutal intervención, en la que, por cierto, todos los detenidos son ciudadanos de Centro o Sudamérica, eso que EE UU considera su patio trasero. Blatter se ha visto de golpe con el agua hasta las rodillas y el crédito del fútbol ha sufrido un golpe brutal. Quizá de aquí salga una FIFA adecentada, pero no creo que lo que se persiga sea eso, sino privar del Mundial 2018 a Rusia.